Harold Forsyth - (Foto: Ideeleradio)
Harold Forsyth - (Foto: Ideeleradio)

 

No tiene sentido

Ideeleradio.- El comunicado peruano difundido por la Cancillería respecto a la irrupción de la Policía de Ecuador en la Embajada de México en Quito es la cosa más tibia del mundo, no dice absolutamente nada y carece de sentido, opinó Harold Forsyth, ex representante permanente del Perú ante la Organización de los Estados Americanos (OEA).

“El comunicado peruano [de la Cancillería sobre lo de Ecuador] la verdad que es una cosa impresionante, es la cosa más tibia del mundo, no dice absolutamente nada, no tiene sentido. Habría que calificarlo con algunas frases que no es oportuno pronunciar ahora”, afirmó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

Indicó, en ese sentido, que ese documento difundido por el Ministerio de Relaciones Exteriores no puede haber sido hecho por diplomáticos peruanos porque costaría trabajo imaginarlo.

“Eso [el comunicado] no es hecho por diplomáticos peruanos, del modo como los diplomáticos ecuatorianos, que son tan serios y competentes, con seguridad no han participado en la decisión de esta invasión a la soberanía mexicana. Con seguridad, esa es una decisión que se ha tomado en Carondelet, que es el Palacio en el Ecuador donde funciona la Presidencia de la República [de ese país]”, comentó.

“En el caso del Perú, ese documento [el comunicado] no puede haber sido hecho por diplomáticos peruanos porque me costaría trabajo imaginarlo. Luego [está] el llamado al diálogo entre las partes. ¿Qué diálogo podría haber? El único diálogo posible sería que se restituya al exvicepresidente [Jorge] Glass dentro de la propiedad de la Embajada de México, cosa que naturalmente no va a ocurrir”, apuntó.

Cabe recordar que en el Comunicado Oficial 009–2024, el Perú lamenta la situación generada entre Ecuador y México, y hace un llamado a sus Gobiernos para que superen este impasse y “resuelvan sus diferencias a través del diálogo, conforme a los mandatos del derecho internacional y al espíritu de integración latinoamericano”.

Corte Internacional de Justicia

En otro momento, Forsyth Mejía se refirió a la conferencia de la canciller de México, Alicia Bárcena, quien anunció que su país acudirá a la Corte Internacional de Justicia para denunciar la responsabilidad de Ecuador por violaciones al derecho internacional, y que acudirá a organismos multilaterales para que se condene ese proceder.

“El tema es muy simple: México está interponiendo —probablemente lo hizo ya — una demanda ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya que con seguridad la va a ganar y, al mismo tiempo, no se relieva mucho cómo se ejecutó el acto en una residencia de una embajada”, expresó.

“Y México ha actuado, conforme a derecho, a través de un camino que corresponde que es la ruptura de relaciones precisamente, porque no hay la base para ningún diálogo y la demanda ante la Corte de Justicia [de La Haya]”, puntualizó.

Nadie quiere tomarse fotos

En otro momento, se le consultó por las declaraciones del ministro Javier González-Olaechea, quien dijo en RPP que el Perú es un país en vías de desarrollo, pero es una “potencia diplomática”, porque tiene en Torre Tagle a una institución absolutamente meritocrática y que no cambia sus posiciones principistas.

“Me duele, en lo personal, referirme a las cosas que puede haber dicho Javier González- Olaechea, porque somos amigos desde hace muchísimos años, la verdad, pero lo cierto es que no tiene el menor sentido, y yo creo que no valdría la pena que comente mucho sobre eso, porque tendríamos que remitirnos a los hechos”, manifestó.

Forsyth Mejía recordó, en ese sentido, que desde que Dina Boluarte asumió el gobierno en diciembre del 2022, ningún presidente ni canciller ha venido al Perú. Estimó que eso significa que “que nadie quiere tomarse fotos con el Gobierno peruano dentro del Perú”.

“Desde que asumió el actual gobierno [de Dina Boluarte], no hay un solo presidente de ningún país que haya venido al Perú y ni un solo canciller que haya venido al Perú en más de un año y medio de gobierno o en un año y medio de gobierno”, señaló.

“[Esto] significa que nadie quiere tomarse fotos con el Gobierno peruano dentro del Perú, que el Gobierno peruano tiene cuentas por saldar muy serias, que tienen que ver con el hecho de 59 muertos —ustedes saben mejor que yo el número más preciso— en las protestas de fines de 2022 y enero de 2023 y que nadie, absolutamente, nadie está encausado por eso o purgue condena por eso”, añadió.

Subrayó que el Perú es un país con gravísimos problemas de derechos humanos, sumado a la incompetencia e ineficiencia del Gobierno y la imagen que se proyecta en el exterior a partir del caso de los relojes Rolex que usa la mandataria.

“Entones, el nuestro es un país con gravísimos problemas de derechos humanos, a lo que naturalmente habría que sumar la incompetencia, la ineficiencia, la tremenda crisis económica, el hecho que el país esté por ser tomado por el crimen transnacional y lo que ahora estamos viendo naturalmente con muchísima alarma los últimos hechos relacionados con la señora [Dina] Boluarte”, mencionó.

Perú es un país aislado

El ex representante permanente del Perú ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) sostuvo que no cabe la menor duda que el Perú es un país aislado. Precisó que la situación de los derechos humanos es abordado por la Comisión Interamericana (CIDH) y la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

“Que el Perú es un país aislado, eso no cabe la menor duda, pues. No cabe la menor duda, pero de alguna manera este gobierno ha aprendido a convivir con esa realidad. Lo que pasa es que el tema de derechos humanos sí es muy serio y sigue en plena intensidad en el calendario de los derechos humanos tanto en la CIDH como en la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Ginebra”, expuso.

“Naturalmente, es un tema que no es tan fácil, y finalmente también está muy activo dentro del Perú. De una u otra forma, tarde o temprano, habrá quienes paguen por lo sucedido. Habrá quienes paguen por lo sucedido”, enfatizó.

Un paria

Finalmente, advirtió que es demasiado obvio que el Perú continúa siendo un “paria”, un país aislado de la comunidad internacional. Estimó, no obstante, que no es la tradición de la OEA encaminar una postura tras el informe que pueda emitir la Corte Interamericana respecto a casos como el del indulto a Alberto Fujimori.

“La Asamblea General normalmente no va a hacer pronunciamientos de tipo político que tengan una relación tan directa con un estado miembro; pero más allá de esto, es demasiado obvio que el Perú continúa siendo un país aislado de la comunidad internacional”, reiteró.

“De alguna manera es el paria, como el famoso libro de Flora Tristán. Podríamos hablar de las peregrinaciones de un paria, que esa es más o menos la situación del Perú y de la Cancillería peruana porque ciertamente, cada día que pasa, el Perú presenta un rostro internacional literalmente chocante, como no podría ser de otra manera: abrimos la prensa internacional y el Perú ocupa las primeras planas con hechos bochornosos, pues”, puntualizó.

Más en Ideeleradio