Gustavo Gorriti - Ideeleradio
Gustavo Gorriti - Ideeleradio

Animosidad a priori

Ideeleradio.- Carlos Basombrío llegó al Ministerio del Interior (Mininter) con una concepción predeterminada y una animosidad a priori, afirmó Gustavo Gorriti, director de IDL-Reporteros, tras considerar que en este tema debe considerarse que hay un contexto político y un trasfondo de varias guerras internas dentro de la Policía Nacional del Perú.

“En el caso de Basombrío, lo siento él ha sido colega mío en el IDL, como en la lucha contra el fujimorismo estuve muy cerca de Rospigliosi […], pero las cosas evolucionan, la gente cambia, y la cosa muy concreta es que Basombrío llegó al Ministerio del Interior con una concepción predeterminada”, indicó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“[Él llegó] con una cosa hecha, como ha coincidido al pie de la letra, milimétricamente, con la posición de Rospigliosi, con quien él ha estado trabajando como un lugarteniente cercano durante todos estos años, y entonces se ha buscado llegar a eso”, puntualizó.

Agregó, en ese sentido, que hay tres niveles a analizar en la tesis que planteó, inicialmente, el Ministerio del Interior sobre la existencia de un supuesto ‘escuadrón de la muerte’ que habría operado de manera sistemática. Detalló que hay un nivel político de “animosidad a priori” y otras dos dimensiones vinculadas a enconos dentro de la Policía Nacional (PNP).

“En todo este asunto del ‘escuadrón de la muerte’ hay como trasfondo una suerte de varias guerras internas dentro de la Policía, […] y hay cosas que van con historias anteriores que tienen que ver con casos. La historia es interesante, ilustra mucho  sobre las patologías y las corrupciones institucionales dentro de la PNP. Hay un segundo nivel, del encono de un comandante opuesto a un general, […] que tiene mucha fuerza y llegada a algunos periodistas que manejan una cierta cantidad de opinión pública, así como en el nivel anterior”, opinó.

“Y hay un tercer nivel que tiene que ver con el aspecto político […], que de uno u otro modo explica la animosidad a priori –porque no tuvo ninguna oportunidad de haber hecho un estudio a fondo de las cosas­– que tuvo Basombrío al llegar al Mininter”, refirió.

Investigar bien y a fondo
Gorriti Ellenbogen argumentó que cuando se habla de una acción sistemática atribuida a un supuesto ‘escuadrón de la muerte’ se debe investigar a fondo, con exactitud y manejando bien la evidencia, sobre todo si se señala que este grupo operó con todo el tipo de motivaciones “casi calcadas de lo que habría pasado en el caso de los falsos positivos en Colombia”.
“En el caso del llamado escuadrón de la muerte no hicimos [desde IDL-Reporteros] una investigación en sí misma, sino que lo que decidimos hacer fue una suerte de auditoría de lo que hasta ese momento se había avanzado, y encontramos que había una cantidad tremenda de fallas metodológicas, pero también de adulteraciones de hechos, de distorsiones intencionales con el fin de lograr un resultado predeterminado”, señaló.

“Lo que manda es la evidencia y el manejo honesto y correcto de la evidencia. [Sí dije que se investigue y que se investigue bien], ¿por qué irritó [esto]?, me pregunto. Ese es un problema que ya no pertenece al análisis intelectual, pertenece al análisis psiquiátrico, y sin ninguna exageración”, declaró.

El periodista refirió, por ejemplo, que IDL-Reporteros hizo paso por paso una reconstrucción de todo lo que había pasado y señaló que se llegó a una conclusión que emergió de los hechos mismos. Declaró que lo que han publicado es el resultado del examen concreto y claro de la evidencia.

“Lo que fue preocupante e indignante es la reacción que tuvieron las autoridades del Ministerio del Interior y específicamente el ministro Carlos Basombrío respecto de esto. Allí donde se han visto obligados a dar marcha atrás, a recular de afirmaciones de adelanto de opinión lo han hecho, pero con muy mala gana, y básicamente con una posición de irracional encono, respecto de que los mismos hechos hayan tenido otro resultado”, mencionó.

Según refieren notas periodísticas, Carlos Basombrío aclaró en agosto, ante el Congreso, que sólo un “grupo minúsculo” de efectivos habría actuado de manera irregular en varios operativos irregulares entre los años 2012 y 2014, descartando así la existencia de un escuadrón de la muerte en la PNP.

Se negó a recibirnos
Recordó que IDL-Reporteros quiso contrastar la información que tenía con la del Ministerio del Interior, pero acotó que Carlos Basombrío se negó a recibirlos, pese a que el alto funcionario sí declaraba a otros medios de comunicación.
“Nosotros tenemos muchísima más documentación e información  que quisimos contrastar con el ministro Basombrío –que habría estado dispuesto a recibir a los periodistas de La Chuchi si hubiera estado en circulación– pero él mandó a decir que no. Entonces, no había mucho de qué hablar ahí”, relató.

“Si hubiera un cambio en eso, por supuesto. Si es necesario en atención a los hechos, por supuesto que no tengo problema en hablar con ellos. Para mí son los hechos lo que hablan. El problema lo tienen ellos, empezando por Basombrío; luego el resto sigue”, cuestionó.

Finalmente, Gorriti Ellenbogen descartó que su deseo sea ser ministro del Interior. Subrayó que su decisión ha sido siempre permanecer en el periodismo. “Deseo a los que están en el ministerio les vaya bien”, remarcó.