Glatzer Tuesta - Germán Málaga - Ideeleradio
Glatzer Tuesta - Germán Málaga - Ideeleradio

 

Estudio continuo

Ideeleradio.-  Los primeros datos de los ensayos clínicos de la fase 3 de la vacuna china podrían estar en 4 a 6 meses, pero se seguirá haciendo un seguimiento en el tiempo, dijo Germán Málaga, investigador principal de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH).

Fue al precisar que este es un estudio, que se enmarca en el proyecto que pertenece al laboratorio Sinopharm de China, que busca demostrar la efectividad de una vacuna contra el COVID-19. 

“Se está estipulando, teniendo en cuenta los otros estudios también, que esto va a ser de cuatro a seis meses. Ese es el tiempo en que vamos a tener esta vigilancia. Igual el estudio va a continuar después haciendo una vigilancia ulterior, a ver qué pasa en el tiempo”, indicó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Los primeros datos se dan en cuatro o seis meses, pero de ahí se continua la observación a ver qué sigue pasando en el tiempo, y [eso] tiene que ver con el desconocimiento que tenemos con esta enfermedad”, acotó.

Indicó que la efectividad de la vacuna se determina en base al monitoreo y análisis que harán los científicos con los estudios que se realizan en otros países.

Respuesta a preguntas

El médico informó que este es un estudio para demostrar la efectividad de una vacuna, y subrayó que no es una campaña de vacunación.

Explicó que en base a los ensayos se tiene que hacer una inferencia estadística y científica, respecto de los niveles de protección frente al riesgo de contagio y cuánto dura esta inmunidad.

“No sabemos cuánto tiempo va a durar la inmunidad, si la inmunidad producida por la vacuna es la misma inmunidad producida por el virus natural y si esta inmunidad se mantiene en el tiempo, si las mutaciones que pudieran ocurrir van a permitir que la vacuna que vamos a poner ahora o la infección los que tiene ahora los protege en el tiempo”, señaló.

“Son preguntas que no tienen respuesta. La ciencia siempre tiene preguntas por resolver. Este es un virus nuevo, con peculiaridades que la hacen diferente, no hay expertos en esta enfermedad. Estamos haciendo camino al andar”, acotó.

Tres grupos

Precisó que para el ensayo se hará en base los voluntarios que se inscriban y que cumplan con determinados requisitos. Señaló que una vez que se tenga el universo, se elegirá aleatoriamente tres grupos de participantes para probar dos proyectos de vacuna.

“Para este caso se van a tener tres grupos de participantes. Este estudio tiene la peculiaridad que se van a probar dos vacunas, el nombre es más anecdótico: la cepa Wuhan y la cepa Beijing. Unos que van a recibir la cepa 1, [otro la 2], y un grupo que va a recibir placebo”, refirió.

“Puntualizar que es un virus inactivo, es un virus ‘bien muerto’. Este es un estudio clínico, un ensayo clínico, no es una campaña de vacunación. Lo que se busca con este es demostrar que la vacuna protege y en qué porcentaje protege, y dos, demostrar que no tiene mayores efectos adversos”, mencionó.

Evitar el contagio

Finalmente, invocó a la ciudadanía a no bajar la guardia y evitar el contagio del coronavirus, pues la vacuna está en fase de estudio y no hay profilaxis.

“No es que la persona que se someta, ya ‘es ampay me salvo y no me va a dar COVID’. Lo que tenemos que hacer como ciudadanos, todos y todas, es evitar el contagio, porque esta es una infección en la que no hay profilaxis posexposición”, indicó.

“Si te da COVID no hay un tratamiento que cambie la historia de la enfermedad. Lo que queda es, hasta que salgan las vacunas, es evitar infectarnos. Es lo que tenemos que hacer como ciudadanos. No debemos bajar la guardia ni cambiar el mensaje. No hay cosas mágicas”, remarcó.

Comments

comments