Gonzalo García Núñez - Ideeleradio
Gonzalo García Núñez - Ideeleradio

Quieren contaminar a toda la izquierda

Ideeleradio.- A esa izquierda corrupta y que entró en transacciones, le toca años de cárcel, afirmó el presidente del frente de izquierda Únete, tras sostener que existiría intención de querer contaminar a todo el sector con los recientes hechos vinculados a la corrupción del caso Odebrecht.

“A esa izquierda corrupta, que ha entrado en transacciones como las otras entidades partidarias, le toca lo que le debe tocar, años de cárcel, sanciones éticas, la restricción de sus derechos políticos hacia el futuro y la inhabilitación para evitar que se repitan los casos que hemos vivido”, indicó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.   

El representante de Únete indicó, no obstante, que existiría intención de querer contaminar a todo el sector de la izquierda con los recientes hechos de corrupción en el caso Lava Jato.

“El excongresista Javier Diez Canseco no era un corrupto, Manuel Dammert, congresista tampoco lo es, y hay muchos más […]. El propósito pudiera ser —y evidentemente no cabe más que rechazarlo— tratar de contaminar a la izquierda con estos hechos, como si hubiéramos desarrollado tareas contradictorias al interés público”, expresó.

“Hay que salir de una dimensión ética, además de la política de la izquierda y conjunto de reformas, para que esto no se repita”, apuntó.

En ese sentido, García Núñez aclaró que la izquierda no tiene una visión sistemática de querer aprovecharse de los recursos públicos para utilizarlos en beneficio partidario personal.

“[¿La izquierda de Susana Villarán puede terminar contaminada?] Pero la izquierda no tiene una visión sistémica que se aprovecha de los recursos públicos para utilizarlos en beneficio partidario personal. Por ejemplo, lo del caso de la Municipalidad de Lima que se hace una acusación, esta deberá fundarse como todas las demás y si hay alguna situación que comprometa tendrá que haber las sanciones del caso”, indicó.

“Eso no es una corrupción sistémica, no es toda la izquierda con su programa de gobierno o una especie de lucha por defender la corrupción porque eso sería un absurdo”, argumentó.

La lucha anticorrupción no tiene transacción

Finalmente, argumentó que el país necesita ahora una respuesta desde algún sector de la vida social y política, que no esté comprometida con los negocios turbios que han acontecido en el país.

“La perspectiva es juntar a todos aquellos que con buena fe puedan seguir en este rumbo. Por ejemplo, yo he conversado largamente con la gente de Fuerza Social, con los de Ciudadanos por el Cambio, con obreros, con  Patria Roja, y con jóvenes que salen a las calles”, anotó.

“La movilización política no tiene que cesar, la orientación de la campaña tiene que ser clara, que la lucha anticorrupción no tiene transacción”, apuntó.

Comments

comments