Ideeleradio.- El accionar atribuido por el Ministerio Público en contra de Ollanta Humala respecto al caso de desapariciones forzadas en Madre Mía (San Martín) ocurrido en el año 1992, se dio bajo la gestión del expresidente Alberto Fujimori, aclaró el director fundador de Aprodeh, Francisco Soberón Garrido.

Fue al comentar la situación del exmandatario Ollanta Humala Tasso, quien enfrentó en 2006 un proceso penal por los delitos de desaparición forzada y asesinato en agravio de los esposos Natividad Ávila Rivera y Benigno Sulca Castro, así como por tortura en el caso de Jorge Ávila Rivera, perpetrados supuestamente en la base militar Madre Mía en el año 1992.

“[¿Cree que se debe cuestionar al gobierno de Fujimori por no haber sancionado a Ollanta Humala?] Lo de Ollanta Humala fue el 92, y gobernaba Fujimori. Además, lo que se hacía en el Alto Huallaga era parte de la estrategia del gobierno de Alberto Fujimori”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Claro, siempre hay esa actitud de encubrir, de señalar en el otro, pero no reconocerse en sus responsabilidades o políticas o penales, por lo menos las políticas. Es muy fácil señalar al otro y no mirarse en su propio espejo”, aseveró.

Soberón Garrido cuestionó, además, que sectores políticos como el Partido Aprista salgan a debatir sobre la responsabilidad del expresidente Ollanta Humala en graves violaciones de derechos humanos, en lugar de aceptar los crímenes y delitos que se cometieron cuando fueron gobierno.

“¿Por qué quieren ahora solamente decir que Ollanta Humala cometió delitos de lesa humanidad? Y en los crímenes que se cometieron en su gobierno ¿qué ocurrió? Estoy hablando con nombre propio, en el régimen de Alan García del 85 al 90 hubo el Frontón, está el caso Cayara, los crímenes de Rodrigo Franco y Agustín Mantilla”, mencionó.

“Hay que cuestionar a algunos sectores políticos, que salen a pontificar y hoy quieren señalar que aquí [en el caso de Humala] sí hubo crímenes de lesa humanidad, violaciones graves de derechos humanos, pero de sus propios crímenes, y delitos bajos sus gobiernos se callan, buscan prescripciones, anular y cancelar procesos”, argumentó.

Comments

comments