Mariluz Canaquiri - Ideeleradio
Mariluz Canaquiri - Ideeleradio

Un triunfo grande

Ideeleradio.- Mariluz Canaquiri, presidenta de la  Federación de Mujeres Indígenas “Huaynakana Kamatahuara Kana”, saludó la decisión del Juzgado Mixto de Nauta (Loreto), que declara al río Marañón y sus afluencias como titular de derechos, como los de garantizar su protección, preservación y recuperación.

“Realmente no tengo palabras para agradecer a mucha gente que ha puesto la camiseta para luchar [por este derecho] porque también este es un triunfo grande, porque esto es asegurar la vida. Porque el territorio es proteger nuestra propia vida y la vida de nuestras generaciones”, manifestó en diálogo con Ideeleradio.

“Y lo que estamos haciendo nosotras [en la federación] es un camino, es una trocha, para que la generación que viene siga continuando, siga valorando en la naturaleza, cuidando, respetando […], como lo han hecho nuestros ancestros”, añadió.

Como se recuerda, la demanda de amparo fue presentada el 8 de septiembre del 2021, por la Federación de Mujeres Indígenas “Huaynakana Kamatahuara Kana”, con la asistencia y apoyo legal del Instituto de Defensa Legal (IDL), International Rivers y el Earth Law Center, contra Petroperú, el Ministerio de Medio Ambiente y el Ministerio de Energía y Minas, entre otras entidades.

El río Marañón es sagrado

Canaquiri Murayari recordó que desde la cosmovisión del pueblo Kukama se percibe al río Marañón como un ser sagrado y a la madre naturaleza como proveedora de alimentos para las comunidades.

“Ellos [nuestros ancestros] respetaban mucho la naturaleza, lo amaban mucho la naturaleza, porque para el pueblo kukama porque todo ser, toda planta, todo animal y todo lo que existe, para el pueblo kukama, el espíritu de cada ser tiene espíritu de gente. Por eso, para nosotros y nosotras, el río Marañón es muy sagrado, es parte de nuestras vidas”, remarcó.

La presidenta de la Federación de Mujeres Indígenas “Huaynakana Kamatahuara Kana” enfatizó, asimismo, que su organización mantiene todos los ánimos para argumentar y sustentar su pedido ante una eventual segunda instancia.

“No tengo palabras más para decir. Doy gracias a Dios por las fuerzas, el ánimo que […] Dios nos ha dado. Y hay que continuar, porque esto no se va a quedar ahí. Quizás si ellos [las entidades del Estado] van a apelar, igual nosotros también estamos con las fuerzas y los ánimos todavía para continuar”, recalcó.

Los apus y las 29 comunidades

Finalmente, agradeció a los apus y las 29 comunidades que respaldaron la demanda de amparo, así como el respaldo de monseñor Miguel Ángel Cadenas, obispo del Vicariato Apostólico de Iquitos. Reconoció también el trabajo de quienes los representaron en la vía judicial, en este caso los abogados del Instituto de Defensa Legal (IDL).

“Realmente para nosotros es una noticia grande. Tuvimos emoción que nos hayan dado la razón. También estamos muy agradecidas [con] los abogados del IDL, a todo el equipo de IDL, al doctor Juan Carlos [Ruiz] la abogada Maritza [Quispe] que nos han acompañado en la demanda de amparo”, mencionó.

“También estoy agradecida con la población, en general, y de mi zona, las mujeres y hombres también, los apus que han puesto de su parte también de las comunidades y, también, a los aliados, al monseñor Miguel Ángel Cadenas, que siempre han estado con nosotras muy cerca y también son buenos asesores”, puntualizó.

Más en Ideeleradio

Ver video