Liliana-la-Rosa-Ideeleradio
Liliana-la-Rosa-Ideeleradio

Políticas públicas articuladas

Ideeleradio.- Una cuarentena más estricta no es la solución, porque la gente no tendría qué comer, afirmó la exministra Liliana La Rosa, tras cuestionar la gestión del presidente Francisco Sagasti respecto al manejo de la pandemia de la COVID-19.

“En relación a la cuarentena tenemos una visión más holística no solamente restringida a los servicios de salud. Entiendo que es un pedido del Colegio Médico, especialmente vinculado al tema de cuidados intensivos, pensando que no hay los servicios para atender la enfermedad. Estamos de acuerdo con eso, pero nosotros tenemos una mirada comunitaria e integral, y en atención al bienestar y la situación de la ciudadanía especialmente la más pobre y vulnerable, a la falta de políticas que garanticen la alimentación, el albergue, y el cerco epidemiológico efectivo”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“[…] La cuarentena más estricta no es la salida. Lo que es la salida son las políticas públicas articuladas eficientes en el espacio territorial y la inversión en el fortalecimiento del primer nivel de atención”, anotó.

Programas sociales

La exministra de Desarrollo e Inclusión Social consideró, en ese sentido, que la gente no tendría qué comer si se endurecen las medidas para frenar la COVID-19.

“En este momento no podemos pedir una cuarentena más estricta, porque la gente no tendría qué comer. El hambre sacaría a la gente a violentar la cuarentena y eso les traería problemas de multas y mucha más complicación social. […] En este momento necesitamos que el Midis ponga a trabajar sus programas sociales en función de la pobreza urbana y lo que ha generado la pandemia”, indicó.

“Necesitamos garantizar la seguridad alimentaria en zonas rurales, que los bonos lleguen y no que la gente vaya a cobrar a los bancos, que los bancos se trasladen a los cerros”, apuntó.

Enfoque preventivo

Cuestionó, en ese sentido, que el gobierno del presidente Francisco Sagasti no responda  a la urgencia que genera la pandemia. Consideró que debemos pasar de un enfoque curativo a uno preventivo.

“Hay que pedirle al presidente Sagasti que mueva esa rémora de funcionarios que no están respondiendo a la urgencia. Pasemos de un enfoque curativo a uno preventivo. […]. Tenemos que cambiar la cultura, pasar de una mirada centrada en la enfermedad a una mirada de prevención. Más barato es prevenir que curar”, aseveró.

“Necesitamos el cerco epidemiológico en los puestos de salud, la participación comunitaria con los promotores de salud es central. Hemos hecho llegar al Gobierno propuestas, la primera es información, educación, comunicación. Se tiene que comunicar en las lenguas originarias sobre el coronavirus”, precisó.

Reparto de mascarillas

Enfatizó, por otro lado, que es importante el reparto de mascarillas, y que se explique la importancia de mantener la distancia social como medida de prevención.

“La distancia física no es una costumbre, se tiene que explicar el por qué. Se tiene que repartir las mascarillas. No podemos decir que la N95 es la que se sugiere, cuando le gente no tiene acceso ni a la mascarilla quirúrgica que cuesta un sol. Necesitamos repartir mascarillas desde los programas sociales a la gente que está en la calle”, precisó.

Siete enfermeros necesitan camas UCI

Por otro lado, indicó que más de 16 mil enfermeros y técnicos de enfermería se han contagiado de la COVID-19. Sostuvo que siete de ellos requieren ser atendidos en la unidad de cuidados intensivos (UCI).

“Más de 16 mil enfermeras y técnicos de enfermería se han contagiado. Son 7780 enfermeras contagiadas y si incluimos a los técnicos, que son nuestro brazo derecho, estamos hablando de más 16 mil. 98 colegas han fallecido, nuestro luto es total. Es doloroso saber que son 25 colegas en unidad de cuidados intensivos y otros siete colegas necesitan siete camas UCI”, puntualizó.

Más en Ideeleradio


Ver video

Comments

comments