Eloy Espinosa-Saldaña - Tribunal Constitucional - Foto: TC
Eloy Espinosa-Saldaña - Tribunal Constitucional - Foto: TC

 

Bombas de tiempo

Ideeleradio.- El Tribunal Constitucional (TC) no resolvió en su momento el tema de la vacancia presidencial por incapacidad moral permanente, y quien llegue a ser nuevo gobierno podría afrontar ese escenario si el Congreso hace una evaluación política y no jurídica en una votación, advirtió el magistrado Eloy Espinosa-Saldaña.

“El Tribunal Constitucional —yo creo que por error de algunos compañeros— no ha resuelto qué se entiende por incapacidad moral como causal de vacancia, con lo cual a quien llegue a ser presidente, si tiene 67 votos en contra en el Congreso, y el Congreso —por una evaluación política y no necesariamente jurídica— dice que tiene incapacidad moral, nos quedamos sin presidente”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio. 

“Entonces, hay cosas así, que el diseño de la Constitución no está completo, no se ha podido abordar a cabalidad o no se han sabido tratar en su momento, y están ahí como bombas de tiempo, tanto en materias sociales como en las materias políticas que hay que manejarlas con mucho cuidado”, apuntó.

Cabe recordar que, en noviembre del 2019, el pleno del TC, por mayoría, declaró improcedente la demanda competencial sobre la vacancia presidencial por incapacidad moral permanente, y no se pronunció sobre el fondo, apelando a la figura jurídica de sustracción de la materia.

El magistrado subrayó que el TC no es un “jardín de niños” y consideró que hay que tener claro la gravedad de algunos asuntos que uno tiene que afrontar.

“El Tribunal no es un kindergarten para comenzar a aprender a ver cómo se tocan estas cosas. Siempre se aprende en todas partes, pero hay que tener claro la gravedad de algunos asuntos que uno tiene que afrontar”, mencionó.

Contexto conflictivo

El magistrado sostuvo, en ese sentido, que es indispensable tener un Tribunal Constitucional que pueda manejarse con total imparcialidad y que ponga orden y evite las confrontaciones innecesarias, en un contexto que podría ser conflictivo.

“En un contexto que todo indica que va a ser un contexto conflictivo, quien sea gobierno no tiene mayoría en el Congreso y quien —parece todo indicar— va a ser gobierno va a tener una oposición en el Congreso —que para algunos es un Congreso pensando más en generar escenarios de vacancia—  en estos tipos de situaciones —yo no sé si serán así finalmente, pero que parece que pueden ser muy conflictivas— es indispensable tener un tribunal que pueda resolver las cosas con imparcialidad, pero poniendo orden y evitando enfrentamientos innecesarios”, indicó.

Importancia del TC

Remarcó, por ello, la importancia del Tribunal Constitucional en la solución de controversias desde la mirada de la Carta Magna.

“Si no hay un tribunal es muy difícil para el Poder Judicial que ve casos sueltos imponer una pauta frente a estas grandes controversias que tienen un contenido político económico muy fuerte, entonces estaríamos, pues, en un escenario que parece que no va a ser un escenario fácil”, argumentó.

“¿Qué hubiera pasado en este quinquenio tan complicado si no hubiéramos tenido un TC?, ¿qué no hubiese pasado, digamos?. Por eso la importancia, sobre todo cuando todos sabemos que viene un escenario de un Congreso, con dos bloques en una situación de confrontación desde la mirada de lo que significa la Constitución, uno incluso reclamando una nueva Constitución y otro aferrándose a la actual”, refirió.

El cargo

Insistió, finalmente, en que se necesita que los nuevos miembros del TC tengan verdaderas condiciones para ocupar el cargo en un contexto difícil. 

“Si nos cargamos al facilitador, al mediador, al que vamos a tener que pacificar dando una última palabra y no ponemos a gente que esté en las verdaderas condiciones del cargo, pues lo problemas que hemos tenido en el quinquenio pasado van a ser nada con los problemas que podemos tener en el quinquenio que viene”, estimó.

Más en Ideeleradio

Ver video

Comments

comments