Diego Salazar - Karelim López (Fotos: Ideeleradio - Congreso)
Diego Salazar - Karelim López (Fotos: Ideeleradio - Congreso)

 

Con pruebas

Ideeleradio.- Todo aquello que señala Karelim López debería ser sometido a corroboración, y tiene que ser verificado con pruebas que ella misma aporte, dijo el periodista Diego Salazar, al referirse a las declaraciones de la empresaria ante los medios de comunicación.

“[…] Sí me resulta preocupante la manera en que se toma este testimonio, porque, para empezar, a estas alturas, creo que al igual que ocurre con otros miembros del círculo cercano al presidente parece que la señora Karelim López miente cada dos por tres. Entonces, todo aquello que ella señala debería ser sometido a corroboración, cosa que me parece no está ocurriendo”, señaló en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Entonces, parece que tanto a prensa como a ciudadanía le parece muy bien que se hagan este tipo de acusaciones, rompiendo además el proceso justo que debería seguirse, porque estos dichos de un aspirante o de un colaborador eficaz tienen que ser verificados y tienen que ser corroborados con pruebas que el mismo colaborador aporte. Esa es la ley, y, sin embargo, en efecto, en el Perú hay este festival de acusaciones, en donde, pues según quien sea el afectado nos parecen mejor o peor”, agregó.

Serio y responsable

Consideró, en ese sentido, que el periodismo debería ser más serio y responsable, y corroborar las declaraciones que muestra. Remarcó que la confianza en la prensa está en el suelo.

“Y con Karelim López está ocurriendo exactamente lo mismo. Si uno lee con atención la entrevista de ayer [para El Comercio] o ve la entrevista que dio por la noche del domingo [a Panorama], ¿cuál es la novedad que se ha corroborado de lo que ha dicho?, ¿dónde está?, pero además estamos hablando de una colaboradora eficaz que no está admitiendo ningún delito, no está admitiendo ninguna falta y se está presentando ella misma como una mártir, una perseguida”, señaló.

“Bueno, seamos un poquito más serios pues. La confianza en la prensa está en el suelo. La gente nos odia. Y cualquier cifra y dato está ahí para demostrar esa actitud hacia nosotros. Si vamos a seguir con esta irresponsabilidad, bueno, la gente no es tonta, pues. La gente entiende que hay unos intereses particulares, que se trata en este caso”, acotó.

Explicó, además, que las declaraciones de Karelim López, como cualquier testimonio de alguien que habría estado dentro del círculo cercano del presidente —sobre todo al inicio— son interesantes, pero deben ser corroboradas.

“Esta entrevista en el diario El Comercio yo no vi una sola repregunta. De hecho, si uno leía la entrevista no entendía por qué Bruno Pacheco estaba fugado. Parecía que Bruno Pacheco era un pobre hombre, perseguido que se había escapado para salvar la democracia peruana”, manifestó.

No vale todo

El escritor refirió que, si bien el gobierno del presidente Pedro Castillo le parece insostenible e incapaz, no vale todo para cuestionar a una administración.

“A mí el gobierno del presidente Castillo me parece insostenible, […] pero no vale todo, pues. No todo vale para luchar contra un gobierno, que, en efecto, es insostenible debido a la manifiesta incapacidad del presidente, a los múltiples escándalos de corrupción que empiezan a cercarlo, a que ni siquiera se digna a responder un hecho tan grave […]. Se acaba de denunciar una aparente y bastante probable que es el caso de plagio del presidente y de su señora esposa, y aquí no pasa nada nada”, aseveró.

Fiscalía y los medios

Finalmente, afirmó que el hecho de que la Fiscalía utilice a los medios de comunicación para exponer denuncias que todavía no tiene terminadas es algo que se ha visto desde el inicio del caso Odebrecht.

“Eso por un lado, y, por otro lado, esto yo lo lamento, pero es muy representativo de esta cadena de transmisión que existe —no de ahora, ya de hace muchos años— y lo que ocurre es que lo criticamos, según nos guste o no quien es el afectado, porque que la Fiscalía utilice a los medios de comunicación para poner enfrente denuncias que todavía no tiene terminadas es algo que estamos viendo desde el inicio del caso Odebrecht”, indicó.

“La señora Keiko Fujimori sigue ahí y a todos en su momento les pareció muy bien que se filtraran las conversaciones de Barata, de Marcelo Odebrecht y demás, y sigue sin ser procesada, sigue en libertad, etcétera. En el caso del expresidente Martín Vizcarra ha ocurrido más o menos lo mismo”, puntualizó.

Más en Ideeleradio

Ver video