Diego García Sayán - Zoraida Ávalos (Fotos: Ideeleradio)
Diego García Sayán - Zoraida Ávalos (Fotos: Ideeleradio)

 

Eso es inaceptable

Ideeleradio.- Zoraida Ávalos fue destituida de manera arbitraria y tendría que regresar a cumplir sus funciones al Ministerio Público, porque la decisión que tomó el Congreso de inhabilitarla por cinco años fue algo que tendría carácter de nulidad en cualquier instancia internacional, opinó Diego García-Sayán, expresidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH).

Fue al referirse a la decisión que tomó el Pleno del Congreso el 21 de junio del 2023, que inhabilitó a Ávalos Rivera, en su condición de exfiscal de la Nación, por presunta infracción a la Constitución Política del Perú, en su artículo 159, inciso 4).

“Sin duda, la reposición de la fiscal Zoraida Ávalos, es algo, digamos, obligado no porque a mí me parezca subjetivamente, sino porque es lo que exige la ley. Ella fue destituida de manera arbitraria, porque un Poder Legislativo no puede sancionar a un fiscal, un juez o jueza porque no le gusta el criterio jurídico que utilizó en su decisión”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Eso es inaceptable, porque la violación a la independencia judicial no solamente la puede hacer el Poder Ejecutivo o los grupos criminales, la puede hacer también el Poder Legislativo, como en este caso, que no le corresponde [al Parlamento] decir a esta fiscal o a este juez [que] dictó una sentencia que no me gusta [y que] lo va a destituir”, apuntó.

Indebidamente destituida

García-Sayán Larrabure argumentó que la votación del Parlamento que definió la inhabilitación de Zoraida Ávalos tendría carácter de nulidad en cualquier instancia internacional, tras remarcar que la magistrada fue indebidamente destituida.

“Eso fue algo que tendría carácter de nulidad en cualquier instancia internacional, si el caso de Zoraida Ávalos llegara, que es un caso que podría resolverse fácilmente aquí, pues no nos olvidemos que, en su momento, la fiscal [Patricia] Benavides recurrió al Sistema Interamericano cuando su enemigo era Pedro Castillo y eso no se supo mucho. ¿Por qué [acudió Benavides a la CIDH?, porque un dron había pasado cerca de su casa y [que] eso lo puso en gran peligro”, indicó.

“Zoraida Ávalos ha sido indebidamente destituida y ella tendría todas las posibilidades de ganar, pero ahorrémonos, pues, tiempo, recursos, y energías y que ella regrese, que está en su derecho absoluto. Esa destitución fue violatoria de los estándares internacionales y yo exhortaría — no tengo muy buenas apreciaciones sobre el Congreso — pero sí creo que puede haber ahí honesta en el Congreso que puede decir: bueno basta, o sea una fiscal, que fue indebidamente destituida tiene que regresar a cumplir sus funciones”, agregó.