Diego García Sayán - Ideeleradio
Diego García Sayán - Ideeleradio

Una asamblea extraordinaria de cancilleres

Ideeleradio.- Se puede llegar a la suspensión de Venezuela de la Organización de Estados Americanos, si se cuenta con la mayoría calificada de votos que la Carta Democrática exige, afirmó Diego García Sayán, relator especial sobre la independencia de magistrados y abogados de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Fue al ser consultado sobre la decisión el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela de asumir las competencias del Poder Legislativo.

“Lo que ya se ha planteado [con Venezuela] es que se aplique el artículo 20 y 21 de la Carta Democrática que supone que el Consejo Permanente, que se reúne normalmente en Washington en la sede de la OEA, convoque a una asamblea extraordinaria de cancilleres para que esta resuelva qué hacer con el tema de Venezuela”, explicó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“[Es en esa asamblea] en donde se puede llegar incluso a la suspensión del país en su membresía si se cuenta con la mayoría calificada de votos que la carta exige, de modo que son caminos complementarios”, puntualizó.

La cereza encima de la torta

El exministro de Justicia del Perú señaló que Venezuela fue uno de los que participó en la redacción y aprobación de la Carta Democrática de la OEA. Incluso, recordó que la primera vez que se aplica fue en el año 2002, cuando hubo un intento de golpe contra el expresidente de ese país Hugo Chávez.

“Así que los estándares y valores que le hacen a la democracia de ejercicio están perfectamente identificados en la Carta y lo que ha ocurrido con esta decisión de la Corte Suprema es la cereza encima de la torta, porque ha habido otras 56 sentencias de la Corte Suprema reduciendo atribuciones del Congreso, desde que la mayoría del Congreso, enero del 2016, está en manos de la oposición”, declaró.

“Eso naturalmente son argumentos políticos que se pueden utilizar”, anotó.

Es una injerencia para eliminar al Congreso

García Sayán consideró que lo realizado por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela resulta una injerencia con criterio político para eliminar al Congreso de ese país.

“Si uno revisa la sentencia que se ha dictado, la última del 56, en donde le quitan atribuciones al Parlamento, que las tiene definidas claramente el Parlamento en la Constitución y se atribuye la Sala Constitucional de la Corte las funciones del Parlamento, en teoría con esa sentencia podría, por ejemplo, la Corte Suprema decidir que las atribuciones del Congreso se las entrega al cuerpo de bomberos de Venezuela”, advirtió.

Una respuesta social

Finalmente, dijo que lo importante a estas alturas, y basado en experiencias de otros países como el Perú, es que se necesita una respuesta social en ese país.

“Lo importante a estas alturas, viendo las experiencias de países que han estado en situación parecida entre ellos el Perú hace algún tiempo, es evidentemente la respuesta social, la movilización social y la previa y fundamental unidad de la oposición para que eso eficaz”, explicó.

Comments

comments