Policías no son respetados

Ideeleradio.- Los convenios que existen entre la Policía Nacional y las mineras generan desconfianza y resultan discriminatorios, afirmó Mar Pérez, abogada de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH).

“Estos convenios [entre PNP y mineras] lo que hacen es generar un conflicto de intereses en la Policía, que ya no es vista como la defensora de los intereses fundamentales de todos los ciudadanos, sino la defensora de quien le paga”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Esto es muy discriminatorio si tenemos en cuenta que hay amplias zonas de nuestro país donde no hay una suficiente cantidad de policías por habitantes, y lo que se hace es asignar un servicio público como la seguridad ciudadana a quien puede pagarlo. Además, genera mucha desconfianza por parte de las comunidades en el Estado. Evidentemente, los policías ya no son respetados en esas zonas porque son vistos como el brazo armado de las mineras o petroleras”, señaló.

Caso Máxima Acuña

En ese aspecto, la abogada recordó la respuesta que se recibió de parte del Ministerio del Interior, respecto al desalojo que sufrió Máxima Acuña, ganadora del premio Goldman, por parte de la Policía Nacional, entidad que venía brindando servicios para la minera Yanacocha.

“Tenemos muchos ejemplos concretos de eso, como el de Máxima Acuña. En el 2011, cuando el caso salió a los medios, nosotros cursamos un oficio al Ministerio del Interior preguntando cuál era la orden de desalojo para llevar a cabo ese operativo. La respuesta fue que ellos no sabían, porque los policías que estaban llevando a cabo esa operación trabajaban para minera Yanacocha y ellos controlaban la operación”, manifestó.

Más en Ideeleradio

Comments

comments