Luz Ibáñez- Ideeleradio
Luz Ibáñez- Ideeleradio

Estamos en la etapa final del juicio

Ideeleradio.- Esperamos que el Poder Judicial dicte sentencia en tres semanas por el caso Cabitos, sostuvo la titular de la Segunda Fiscalía Superior para casos de terrorismo y derechos humanos, Luz Ibáñez Carranza, tras sostener que este es uno de los casos más emblemáticos de la justicia peruana en materia de derechos humanos.

“Lo cierto es que el caso Cabitos ha tenido 15 años de investigación, seis años de juicio oral. Mi despacho de la Segunda Fiscalía Superior Penal Nacional empezó en el año 2011 con la sala, recientemente hemos hecho nuestros alegatos finales. Estamos en la etapa final del juicio, esperamos que en dos semanas termine y en tres semanas podamos tener una sentencia finalmente”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“El caso Cabitos es uno de los casos más emblemáticos de la justicia peruana en materia de derechos humanos. Trata sobre desapariciones forzadas, torturas, ejecuciones extrajudiciales y secuestros habidos y perpetrados dentro del cuartel Cabitos (Ayacucho) en el año 1983”, manifestó.

Este caso tiene 529 cargos criminales

En otro momento, la magistrada indicó que en este proceso solo se ha podido identificar 53 víctimas y se han imputado 529 cargos criminales. Adelantó que en este caso solo se le han imputado cargos a los altos mandos militares que estuvieron en funciones en esa época.

“En este caso, no están todas las víctimas y tampoco todos los victimarios, hay 53 víctimas y 529 cargos criminales. De hecho la prueba ha sido tan abundante con lo cual se ha demostrado cuál fue el verdadero objetivo y los métodos que se utilizaron como parte de una política que se instauró de facto”, precisó.

“Este es un caso muy difícil, porque en principio no hay autores materiales porque todos actuaban encapuchados nunca se les va a poder reconocer, se está imputando a quienes fueron jefes dentro del cuartel Cabitos, miembros del Comando Político Militar y la cadena de mando que va hasta el entonces jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, general Arnaldo Briceño Zevallos, quien a la vez era comandante general del Ejército en ese entonces”, comentó.

Es un caso importante

Finalmente, calificó el caso Cabitos como el caso madre en materia de violación de derechos humanos. Reseñó que este caso se investiga en el Ministerio Público 15 años.

“Este caso [Cabitos] es importante porque vendría a ser el caso madre que simplifica y se aprobado que entró la fuerza militar en el año 1983 e impuso patrones ilícitos de actuación de vulneración generalizada de derechos humanos contra la población civil como una forma de lucha contra el terrorismo, lo cual está vedado. Ahí se impusieron estos patrones clandestinos de detenciones selectivas torturas, desapariciones forzadas y aplicación de métodos de torturas horribles”, señaló.

“Hubo una investigación en el Perú que se inició de oficio por la Fiscalía entre los años 2001 y el 2003, pero ya a partir de la entrega del informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación se cristaliza, y comienza a hacerse en el año 2005 ya de manera científica muchas excavaciones en la parte baja del cuartel Cabitos, un lugar denominado La Hoyada, en donde finalmente se encontraron muchísimos restos, algunos carbonizados, se encontró un horno incluso subterráneo para carbonizar restos”, acotó.

Comments

comments