Keiko no acepta que es perdedora

Ideeleradio.- Veo al presidente Pedro Pablo Kuczynski muy frágil y a Fuerza Popular siguiendo la misma línea agresora y prepotente, afirmó la psicoterapeuta Carmen González, al comentar el diálogo que sostuvo el mandatario con la lideresa de Fuerza Popular Keiko Fujimori.

“[¿Es posible que Fuerza Popular se atempere con un ánimo distinto tras el diálogo?] No, al contrario. Han salido fortalecidos porque han corroborado que están frente a un presidente frágil emocionalmente y como son personas [los congresistas de Fuerza Popular] que no creo que tengan un desarrollo emocional sustantivo, han visto la apariencia de que su jefa es muy poderosa, entonces van a seguir esa misma línea agresora y prepotente”, afirmó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

La psicoterapeuta sostuvo que hasta ahora Keiko Fujimori no acepta la realidad, es decir, que perdió las elecciones. Argumentó que resultó una lástima que Pedro Pablo Kuczynski no asumiera su rol de presidente durante la última reunión en Palacio de Gobierno.

“Ella, hasta ahora, no puede aceptar la realidad de que es perdedora, y además yo los miraba y había una cosa como esquizofrénica, porque PPK, que es presidente, no asumía su rol y Keiko que era perdedora se manejaba como si fuera la presidente”, comentó.

“De parte de ella creo que no hay una aceptación de la realidad, tienes que sufrir y ella no ha tenido la capacidad”, explicó.

PPK asocia a Keiko con la figura de su padre

Por otro lado, consideró que Pedro Pablo Kuczynski tiene una especie de temor a Keiko Fujimori, no porque la sienta poderosa, sino porque la asocia con la figura de su padre agresor.

“No hay aceptación de la realidad por parte de Keiko, es como una microlocura, pero también PPK tiene dentro el terror al padre que se ha internalizado desde niño. Entonces, ahora lo veo como regresionado y aterrorizado, le tiene temor a Keiko. No porque Keiko es poderosa, sino porque ella representa al padre agresor, entonces está regresionado y tenemos un país donde todos sentimos que no hay quien lleve al barco”, explicó.

“Eso es debido a que él no procesa el terror al padre. ¿Cuántas veces se habrá paralizado con su padre de niño y no lo ha procesado? Y tiene que hacerlo porque es una obligación ética”, anotó.

Comments

comments