Carlos Reyna - Keiko Fujimori (Fotos: Ideeleradio - Andina)
Carlos Reyna - Keiko Fujimori (Fotos: Ideeleradio - Andina)

 

Cree tener jerarquía

Ideeleradio.- La excandidata de de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, cree tener una jerarquía, que está predestinada a gobernar, y nunca va a dejar de tratar de derribar al presidente Pedro Castillo, por este gran riesgo que existe de que ella pueda terminar eventualmente en la cárcel, dijo el analista Carlos Reyna.

“[En la segunda vuelta] salió [Keiko Fujimori] con una agresividad bastante marcada, que inclusive le hizo perder los papeles, al irse a retar a Pedro Castillo, y al decir en aquel debate en Chota ‘he tenido que venir hasta aquí’, saliéndosele esa jerarquía que cree portar ella, que se cree predestinada para gobernar”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Y en eso hay un factor psicológico muy serio en Keiko Fujimori en el sentido de que se cree predestinada a gobernar por ser la hija de un gran gobernante, de un presidente paradigmático, pero además [se cree] predestinada, porque de esa manera espera limpiar el apellido Fujimori. Y aquí se aparece este hombre de sombrero [como Pedro Castillo], con dificultad para hablar bien, y moverse en el mundo de la política que le echa a perder su destino”, apuntó.

Evitar su juicio

Reyna Izaguirre opinó, en ese sentido, que la actitud de Keiko Fujimori y de su partido Fuerza Popular, expresada durante el proceso electoral y tras conocerse los resultados oficiales de la segunda vuelta, se debe a que buscaría “evitar su juicio y su condena”.

“La gran diferencia de esta elección con las elecciones anteriores que perdió Keiko Fujimori es que en esta [elección] ya estaba […] entrando a su fase final la investigación sobre los presuntos delitos por los cuales se le ha hecho una acusación fiscal y cada vez nos estamos acercando más al momento en que ya se abre el juicio oral. Y de ahí a la sentencia ya va a haber poco tiempo”, refirió.

“Entonces, Keiko Fujimori necesitaba cortar la posibilidad de que se llegue a eso de dos maneras: o ganando, y si perdía, derribando no solamente el proceso electoral [con las denuncias de supuesto fraude] y los organismos electorales, sino a la democracia misma, porque ¿cómo va a existir la democracia con un sistema derribado, derruido, deslegitimado? Entonces, es este gran riesgo de terminar finalmente en la cárcel que hace que Keiko Fujimori decida a cualquier precio evitar su juicio y su condena, y, por eso, llega hasta el punto en el que ha llegado y ha continuado en todos estos meses”, puntualizó.

El sociólogo advirtió, del mismo modo, que Fujimori Higuchi buscará en todo momento sacar a Pedro Castillo de la Presidencia. Indicó, además, que la excandidata es consciente de que podría acabar en prisión.

“Todo eso acompaña y agudiza este tema más de fondo que se le viene encima el juicio de su vida [a Keiko Fujimori], el juicio que puede acabar con ella en prisión. Y, como termina perdiendo [las elecciones], decide prolongar esto durante lo que va del Gobierno y lo va a mantener hasta el final. Yo creo que ella nunca va a dejar de tratar de derribar a Pedro Castillo, [y eso] lo estamos viendo en estos días”, mencionó.

Nivel de peligro

Indicó, por otro lado, que Keiko Fujimori encabeza una organización política muy estructurada y que eso representa un nivel mayor de peligro que el de otros partidos de derecha como Avanza País y Renovación Popular.

“Keiko Fujimori encabeza una organización política muy bien estructurada y muy bien financiada, y con una experiencia y un conocimiento de la política que no tienen los otros dos. Para comenzar, Hernando de Soto dejó de ser líder de Avanza País. Avanza País es ahora una bancada descabezada y, por otro lado, Rafael López Aliaga es un populista de esos de extrema derecha sin mayor rumbo y sin mayor brújula”, explicó.

“[López Aliaga es] un tipo más bien folklórico, pero que no representa el nivel de peligro que representa una organización [como Fuerza Popular] sí fuerte y sí experimentada y muy ducha en el arte de la guerra sucia en política como la de Keiko”, argumentó.

La única cabeza

Estimó, finalmente, que la única líder de la extrema derecha es Keiko Fujimori, y mencionó que los otros partidos de derecha “son comparsas nada más”.

“En verdad, la extrema derecha ahora tiene como única líder importante a Keiko Fujimori, y ella además dice explícitamente de que es la cabeza de la oposición, y la oposición para ellos son esas tres bancadas. Si hay matices, [es] no tanto respecto a qué es lo que pueden pensar, porque la única que piensa es la dirección de Keiko y la dirección que la acompaña en el fujimorismo. Los otros son comparsas nada más”, declaró.

Más en Ideeleradio

Ver video