Ideeleradio.- Es una señal muy perjudicial que una funcionaria del Estado, como la vicepresidenta del Congreso de la República, Leyla Chihuán, amenace con demandar a la “Tigresa del Oriente” por su último video, manifestó el analista Andrés Calderón.

Fue al comentar la demanda que Leyla Chihuán interpondría contra la cantante ‘Tigresa del Oriente’ si no retira su último video de YouTube titulado ‘Estás Chihuán’, cuya letra hace alusión a sus declaraciones en torno a su sueldo como parlamentaria de S/15 mil.

“Es grave y muy peligroso que un funcionario tan importante como la vicepresidenta del Congreso no se dé cuenta que esto [de la demanda] manda una señal muy perjudicial tanto para la figura de renovación que ha tratado de buscar el fujimorismo, como para cualquier ciudadano que tiene la plena libertad de manifestar su desacuerdo o manifestar algún tipo de crítica o cuestionamiento a un funcionario público en general, a través de la risa, de la parodia, que era lo que había hecho la Tigresa del Oriente”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Creo que si va a ser censurado por razones políticas en las cuales un funcionario no le gusta que sea su crítica, esto se convierte en un tema ya de interés público”, anotó.

El derecho a la crítica

El analista refirió que los personajes públicos y en particular los funcionarios del Estado tienen que soportar un mayor escrutinio y crítica por parte de la ciudadanía relacionadas a su gestión pública.

“Lo que hizo la Tigresa del Oriente fue sacar un videoclip llamado ‘Estamos Chihuán’ haciendo sorna de una frase desafortunada de la congresista Leyla Chihuán, en la cual ella decía, palabras más o menos: que el sueldo de congresista no le alcanzaba para el ritmo de vida que ella tiene. Obviamente eso va a generar una burla desde muchos ámbitos en la cual se utilizó la expresión estoy Chihuán, como para decir ‘estoy misio’, en términos coloquiales, y la Tigresa hacía eco de esta oración para presentarlo en modo de burla”, aseveró.

“Es válido que una persona critique eso [en un funcionario], más allá de que estemos o no de acuerdo, pero lo que uno no puede aceptar es quitarle el derecho a una persona, en este caso a un artista, a desarrollar su crítica a través de un videoclip jocoso”, anotó.

Por otro lado, cuestionó también el pedido de suspensión por 120 días que se planteó inicialmente contra el congresista de Nuevo Perú, Manuel Dammert, por negarse a retirar sus expresiones sobre el Apra.

“En el caso del congresista Dammert yo no vi nada particularmente ofensivo, más allá de lo que se dice en el Congreso. Al final nadie se retracta de la ofensa que ha hecho y al final muestra los sesgos que va a tener el presidente del Congreso al pedirle que retire la palabra por lo que a él le parece que está mal y en otros casos lo deja pasar. Era de lo más ligero”, señaló.

 

Más en Ideeleradio

Ver video

Comments

comments