Aldo Vásquez - Ideeleradio
Aldo Vásquez - Ideeleradio

 

Arqueología constitucional

Ideeleradio.- El Congreso de la República fue por lana y salió trasquilado, sostuvo el exministro de Justicia, Aldo Vásquez, tras considerar que el informe de la Comisión de Venecia fortalece la posición del Poder Ejecutivo respecto a que se puede plantear cuestión de confianza sobre cualquier iniciativa.

“El informe de la Comisión de Venecia —que sabemos no es vinculante y cuyos resultados se refiere a una situación política y constitucional anterior— yo creo que fortalece más bien la posición del Ejecutivo. Como se dice criollamente, [los del Congreso] fueron por lana y salieron trasquilados”, aseveró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

Vásquez Ríos sostuvo que el informe de la Comisión de Venecia no tiene una relación directa con el tema actual, pues Pedro Olaechea, entonces presidente del Congreso, le había pedido una opinión sobre la reforma constitucional de adelanto de elecciones propuesta, en su momento, por el presidente Martín Vizcarra.

“Este tema ya resulta casi de arqueología constitucional, porque en el Perú suceden los hechos con tanta velocidad que ha quedado, en realidad, desfasado este tema”, apuntó.

Indicó que, si bien la Comisión de Venecia señala que “vincular una reforma constitucional a una moción de confianza es inusual”, esta no considera que sea ilegal o inconstitucional.

“La respuesta que da la Comisión de Venecia es más o menos en abstracto respecto de una posibilidad. Ha dicho que es inusual que se haga cuestión de confianza sobre iniciativas constitucionales, y eso es cierto porque el modelo peruano es sui generis, […] Creo que esa respuesta es concluyente respecto de que es inusual, pero eso no significa que esta figura sea ilegítima o ilegal o esté al margen del ordenamiento constitucional”, subrayó.

No pone límite a cuestión de confianza

Mencionó que hay algunos aspectos del informe de dicho órgano consultivo del Consejo de Europa que podrían ser útiles en el debate en curso, en relación a la disolución constitucional del Congreso.

Consideró, en ese sentido, que el hecho de que haya señalado que no hay un límite respecto a los temas por los cuales se puede plantear cuestión de confianza favorece la postura del Gobierno. Recordó que ese fue el mecanismo que se planteó ante el Pleno respecto a la modificación de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional, a fin de que se cambie el procedimiento de elección.

“[La Comisión de Venecia] ha dicho además que de la lectura que hacen de la Constitución, pueden concluir que no hay un límite respecto de la cuestión de confianza, y esto es muy importante no solo respecto de la consulta y ahí sí hay elementos que pueden ser útiles para cualquier decisión que pudiese tomar el TC”, aseveró.

“[…] La legitimidad de ese tipo de planteamiento ha sido confirmado por la Comisión de Venecia, que por lo demás ya ha ampliamente reconocido el TC, en noviembre pasado. Fortalece de algún modo la posición del Ejecutivo en relación a su legítima potestad de plantear cuestión de confianza sobre cualquier iniciativa, incluso en materia constitucional, porque no ha dicho que sea ilegítima”, acotó.

Mala impresión

Finalmente, estimó que dicha comisión internacional se habría llevado una mala impresión tras su presentación ante la Comisión de Constitución, que presidía Rosa Bartra, pues el debate fue pintoresco.

“Me parece que después de este escenario más o menos pintoresco con el que fue recibida la Comisión de Venecia por la Comisión se Constitución del Congreso, la impresión y el impacto debe haber sido muy sentido por los integrantes de la comisión, que una de las cosas que ha dicho es que cualquier reforma constitucional requiere ponderación, diálogo, consenso, es decir todo lo contrario de lo que hizo la Comisión de Constitución que mandó al archivo la propuesta, sin esperar las conclusiones que ellos mismos habían requerido”, puntualizó.

Más en Ideeleradio

Ver video

Comments

comments