Yerssey Caballero (Foto: Ideeleradio)
Yerssey Caballero (Foto: Ideeleradio)

Financiamiento e inversión

Ideeleradio.- Hay toda una deuda histórica con la agricultura familiar que producen alimentos libres de agrotóxicos y transgénicos, que alimentan a las comunidades y promueven la conservación de la agrobiodiversidad, sostuvo Yerssey Caballero Palomino, director del Programa de Abancay del Instituto de Desarrollo y Medio Ambiente (IDMA).

“El país tiene un par de medidas que tienen que ver con la agroecología, que son bastante insuficientes. Por ejemplo, uno es que han creado ya una Dirección Nacional de Agroecología, hay algún intento de hacer una política nacional de agricultura orgánica, me parece, pero en términos de financiamiento, de inversión, casi no hay nada”, dijo en diálogo con Ideeleradio.

“Entonces, hay toda una deuda histórica con la agricultura familiar, que hace este tipo de trabajo limpio, de alimentar a pequeña escala a las ciudades y a comunidades que hacen la conservación de la agrobiodiversidad. Por eso creo que en estos tiempos se torna muy importantísimo darle una mirada”, remarcó.

Una producción limpia

Caballero Palomino explicó que IDMA promueve en sus proyectos un enfoque transversal de la economía verde y circular, que tiene que ver básicamente con una producción limpia aplicando el principio de reutilizar los bienes comunes con los que cuentan las familias y las comunidades.

En el marco de la campaña “Sin derechos no hay democracia, sin democracia no hay derechos”, subrayó, además, que es importante trabajar en la democratización de la sociedad, la descentralización, la equidad social y de género.

“Yo creo que son desafíos que todavía procuramos alcanzar y lamentablemente desde las entidades públicas todavía no van por ahí en sus apuestas. Y nosotros queremos desarrollar capacidades en las bases locales, en los territorios, para que puedan alcanzar justicia social, para que puedan alcanzar el desarrollo que tanto aspiran y que se pueda manifestar en cambios pequeños, pero significativos en la vida de cada uno de ellos”, refirió.

“[Que se consolide una producción limpia es muy buena porque] tiene que ir con la relación campo ciudad. Estamos atravesando un contexto bastante difícil donde tenemos enemigos ocultos que son los agrotóxicos que están dañando nuestra salud, están haciéndonos más dependientes de las grandes empresas que comercializan, lucran con estos insumos y también hay políticas públicas que hacen juego con esas miradas”, añadió.

Finalmente, mencionó que los proyectos de IDMA tienen que ver con promover la agroecología, mercados cortos, agroecológicos, ciudadanía, gobernabilidad, comunidades resilientes y trabajo en educación ambiental.

“Entonces, yo creo que se trata de sacudirnos un poco, retroceder a lo que antes practicaban nuestros antepasados y hacer innovaciones que hoy también el movimiento agroecológico pone sobre la mesa y transitar hacia una alimentación sana, hacia una agricultura sana y que nos pueda brindar calidad de vida en las familias”, puntualizó.

Más en Ideeleradio

Ver video