Víctor Zamora - Foto-Andina - Presidencia 3
Víctor Zamora - Foto-Andina - Presidencia 3

 

Están viendo los protocolos

Ideeleradio.– Rechazo tajantemente que se diga que hay una voluntad del Estado por trabar el desarrollo científico y tecnológico del país, sostuvo el exministro de Salud, Víctor Zamora, tras sostener que los técnicos están trabajando en los protocolos para validar las pruebas moleculares rápidas para COVID-19 hechas por científicos peruanos.

“Yo voy a rechazar tajantemente de que haya una voluntad —y eso es lo que está detrás de ese discurso— por trabar el desarrollo científico y tecnológico del país. No nos podemos mover en medios discursos. El Dr. Edward Málaga-Trillo se reunió dos veces conmigo. En la primera oportunidad, pidió que se le apoyara con el Instituto Nacional de Salud y su banco de pruebas. […] El doctor Málaga la solicitó y se le entregó las pruebas que él necesitaba”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“[…] Una segunda solicitud fue que el Instituto Nacional de Salud validara un protocolo para que su prueba pasara a la segunda fase. Muchas de las cosas que se nos piden, el Estado no está en capacidad de desarrollar, porque nunca antes lo ha hecho [como] validar pruebas para COVID-19. Entonces, recién los técnicos están trabajando en el protocolo para ayudar a este y a otros investigadores. No es solo el Dr. Málaga, hay otras cinco o seis pruebas del Instituto Nacional de Salud, y están todos los días avanzando”, enfatizó.

Según un reportaje de Cuarto Poder, la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) y el equipo liderado por el neurobiólogo Edward Málaga-Trillo, ha creado una prueba molecular rápida para detectar el COVID-19 que costaría S/70 frente a S/300 que hoy se pagan por las pruebas moleculares, pero que se encontraría paralizada debido a las demora por parte del Estado peruano en validar dichos avances científicos.

Los ventiladores

En otro momento, el exministro de Salud recordó que también se tuvieron que realizar procedimientos de validación, que nunca antes se habían hecho, cuando se empezaron a fabricar en nuestro país los ventiladores mecánicos.

“Lo mismo nos pasó con los ventiladores. [El] ventilador desarrollado por la Universidad Católica, [el] ventilador desarrollado por la Universidad Nacional de Ingeniería tenían que ser validados por la Digemid y el Instituto Nacional de Salud. […]  Nunca en el pasado del Instituto Nacional de Salud y la Digemid habían validado ventiladores, porque nunca se habían producido en el Perú”, afirmó.

Zamora Masía aseveró que tanto el Instituto Nacional de Salud como la Dirección General de Medicamentos Insumos y Drogas (Digemid) tuvieron que recurrir a revisar los protocolos internacionales.

“Entonces, los miembros del Instituto Nacional de Salud y de la Digemid han tenido que revisar protocolos internacionales y ver cómo hacer algo que nunca antes habíamos hecho”, puntualizó.

La planta para La Oroya

A su turno, el extitular del Minsa explicó las razones por las cuales se descartó volver a poner a operar la planta de oxígeno en La Oroya. Mencionó que la validación de las plantas de oxígeno no es algo que el Ministerio de Salud haga todos los días, y que, por ello, se recurrió a una instancia independiente y especializada.

“Recurrimos al Colegio de Ingenieros del Perú, ellos evaluaron y nos dijeron que no apostemos por esa planta, porque dos razones: es muy costoso volverla a hacer operar y, aunque opere, la producción de oxígeno, logística y la distribución [desde La Oroya al resto del país] es muy cara”, indicó.

“[Dijeron] es mejor comprar plantas nuevas para Junín y se lo encargaron a la Universidad Católica, y Universidad Católica ha desarrollado plantas que ya están prácticamente terminadas para ser entregas a Junín. Y ese es el proceso. Cada paso moviliza conocimientos y tecnología que ya existía, y en algunos casos que no existía”, acotó.

Más en Ideeleradio

Ver video

Comments

comments