Fiscalía de Ucayali - Foto: Ministerio Público
Fiscalía de Ucayali - Foto: Ministerio Público

 

Denuncias sin sentido

Ideeleradio.- El fiscal provincial especializado en Materia Ambiental de Ucayali, Luis Guzmán Ferro, quien investiga la deforestación en el territorio ancestral de la comunidad nativa de Santa Clara de Uchunya por parte de la actividad empresarial, calificó de represalias e intentos para dañar su imagen las denuncias que se vienen presentando ante la oficina de Control Interno.

“Tengo una seguidilla de denuncias, y el martes me han notificado cuatro denuncias ante Control Interno. Parece que ahí habría una motivación. “[¿Considera que las denuncias que le han interpuesto han sido motivadas por venganza o represalia?] Yo considero que es así porque a partir de estas acciones [fiscales emprendidas] han venido estas denuncias que carecen de sentido, pero las han dado a lugar”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“También han estado rumoreando que uno está recibiendo dinero. Es decir, hay esfuerzos para mellar mi imagen y queriendo opacar mi trabajo con denuncias que hacen sin sentido”, agregó.

El magistrado dijo, además, que confía en que la oficina de Control Interno resolverá conforme a ley, y se pronunciará respetando la norma.

Voy a seguir

No obstante, el fiscal declaró que, a pesar de los intentos por obstruir el proceso, él seguirá con la investigación del caso, debido a que existen indicios que involucrarían a funcionarios del Gobierno Regional de Ucayali en el tema de la deforestación.

“Yo voy a seguir con las acciones porque hay indicios que están involucrados funcionarios del Gobierno Regional de Ucayali […] Uno tiene que actuar, la población, las comunidades nativas ya están un poco saturadas con que va el fiscal solamente a tomar fotos, a recabar data mientras se siguen depredando bosques”, alegó.

Investiga el caso

Guzmán Ferro recordó que la compañía de Dennis Melka, dueño principal del grupo empresarial, tiene antecedentes de deforestación, por ejemplo, en Malasia.

“La empresa, constituida y financiada por un ciudadano americano-checo, Dennis Melka, ya tiene antecedentes en otros países, como por ejemplo Malasia en el cual ha deforestado por hacer plantaciones a gran escala de palma aceitera, que también ha hecho aquí”, narró.

Remarcó que la actuación de este tipo de empresas, que contravienen las leyes ambientales y forestales, ha afectado directamente a la comunidad nativa de Santa Clara de Uchunya en la Región de Ucayali, ya que más de 5000 hectáreas de su bosque ancestral fue destruido.

“[Esta compañía] ha realizado un desbosque a gran escala con maquinaria pesada en territorio ancestral de la comunidad nativa de Santa Clara de Uchunya, cuestión por lo cual se han presentado las acciones correspondientes. Con todas las limitaciones que existen en la región Ucayali se ha podido actuar”, precisó.

Más en Ideeleradio

Comments

comments