Sonia Medina - Ideeleradio
Sonia Medina - Ideeleradio

 

Que ilustre al fiscal

Ideeleradio.- La sentencia de 27 años de prisión que dictó el Poder Judicial en contra de Fernando Zevallos estuvo debidamente motivada, y espero que la Corte Suprema corrija la interpretación que hace la Fiscalía Suprema en este caso, sostuvo la procuradora Sonia Medina.

Fue al cuestionar el dictamen del fiscal Víctor Raúl Rodríguez Monteza, que sostiene que la sentencia de la Sala Superior no motivó ni fundamentó debidamente el delito de lavado de activos por el que fue condenado Fernando Zevallos, y plantea que la condena sea anulada y haya un nuevo juicio.

“La Corte Suprema verdaderamente va a tener que revisar las 1400 hojas que tiene la sentencia de la Sala Penal Nacional, que han sido debidamente motivadas. […] Institucionalmente espero que la Corte Suprema corrija realmente este tipo de interpretaciones [del fiscal], […] nuestra esperanza de tanta lucha, de tantos años, no voy ya a personalizar a nadie, es un proceso penal”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Yo me baso en el proceso penal. La sentencia [de la sala superior] ha estado muy motivada y [ha] cumplido sus fines sobre los procesados en ese momento, y esperamos que la administración de justicia ya en la instancia suprema nos ilustre sobre todo este tema, y, sobre todo —creo— al fiscal supremo. Si bien es cierto es una opinión, no deja de preocupar por el sentido que le da, y por la interpretación tan temeraria en la que él ha plasmado sus conclusiones”, apuntó.

Falsas interpretaciones

La procuradora sostuvo que el dictamen emitido por el fiscal Víctor Rodríguez Monteza “cae en una serie de falsas interpretaciones al solicitar la nulidad” del juicio. Indicó que el Poder Judicial respetó el debido proceso, el principio de legalidad en la tipificación y la valoración de las pruebas.

“[…] Para el dictamen fiscal, que finalmente resulta solamente siendo una opinión, pero que no deja de preocupar, la sentencia habría transgredido principios y derechos constitucionales, por no haberse resuelto —dice el fiscal supremo— la ley en el tiempo, y como en el 296 no existía el autolavado, para él no constituye delito. Eso —dice— colisiona con el principio de legalidad”, explicó.

“Luego refiere [el fiscal supremo] que ha habido una indebida interpretación en la actividad probatoria, lo cual también es falso. No es cierto. Ha sido un juicio de más de tres años y han entrado todas las pruebas, tanto las de cargo como las de descargo, a un contradictorio. De no haber sido así, yo me pregunto, ¿qué hizo la defensa en el ínterin del juicio oral, que es donde debió de pronunciarse [sobre] qué es lo que les afectaba?”, preguntó.

Es doblemente lamentable

Medina Calvo lamentó la opinión del fiscal supremo. Indicó que pareciera ser que Rodríguez Monteza no conoce de Derecho.

“Resulta doblemente lamentable que el fiscal supremo ponga prácticamente en ridículo a sus fiscales superior y provincial, con quienes he trabajado denodadamente en este caso [Zevallos]”, subrayó.

“Es como que él [fiscal supremo] hace sentir a esos fiscales [superior y provincial] que no conocen el Derecho y hace sentir [lo mismo] también a los señores jueces que han llevado este caso y hasta una sentencia condenatoria. Yo no creo que él se irrogue ese derecho de ridiculizar a todos los que hemos participado en este proceso, como que no conocemos el Derecho; parece que es al revés”, señaló.

Finalmente, consideró que sería un precedente lamentable que la Corte Suprema anule dicho caso. “Sería un precedente demasiado lamentable y nefasto que el país tendría. Inclusive eso nos significaría un riesgo país, porque la seguridad jurídica, ¿cómo queda?”, declaró.

Más en Ideeleradio

Ver video

Comments

comments