Samuel Rotta - Ideeleradio
Samuel Rotta - Ideeleradio

Materialmente imposible

Ideeleradio.- Las entidades públicas deben apostar por una transparencia máxima, porque el control concurrente será insuficiente, dada la cantidad de operaciones, montos y unidades ejecutoras, planteó Samuel Rotta, director ejecutivo de Proética.

Fue al referirse a los cuestionamientos a determinadas compras que se realizan en el marco del estado de emergencia.

“Personalmente, creo que, si bien esto [el control concurrente] puede ayudar a disuadir, yo creo que va a ser insuficiente, porque estamos hablando de montos muy grandes que se van a ejecutar, una enorme cantidad de operaciones y unidades ejecutoras, el tiempo es muy corto”, dijo en conversación con Ideeleradio.

“Por más despliegue que pueda realizar la Contraloría y los órganos de control que son parte del sistema va a ser materialmente imposible abarcar todo el universo”, sostuvo.

Transparencia máxima

Indicó, en ese sentido, que los entes públicos deben apostar por una estrategia de transparencia máxima y de difusión de información respecto a los procesos y adjudicaciones. Subrayó que es fundamental que el periodismo y la sociedad civil activen sus mecanismos de veeduría.

“Por eso, lo que puede servir como complemento es apostar por una estrategia de transparencia máxima, es decir que se muestren los procesos, los contratistas y demás información vinculada para que otros actores, como periodistas y organizaciones civiles, puedan revisar y hacer sus propios ejercicios de veeduría”, anotó.

“Para poder minimizar los riesgos de corrupción, se requiere explicaciones muy claras de las instituciones y autoridades que hacen los procesos de compra, y segundo compartir activamente la información, es decir, las entidades deben ser lo más transparentes posible. Todos esos montos que se están ejecutando tiene que ser manejados con la mayor transparencia posible”, indicó.

Control concurrente

En otro momento, Rotta Castilla consideró que es razonable que el Poder Ejecutivo haya promulgado la ley para control concurrente para que la Contraloría realice actividades de fiscalización durante la emergencia sanitaria. Recordó que actualmente este tipo de control ya se aplica a la Reconstrucción con Cambios.

“La pretensión de la Contraloría era que esto se apruebe para el conjunto de la administración pública de una vez. Más bien, nosotros creemos que se requiere un ejercicio mayor de evaluación, hay que recordar que la ley del sistema nacional de control privilegia el control posterior, las auditorías”, aseveró.

“Tenemos que prever un ejercicio de evaluación de qué resultados va a arrojar este tipo de intervención, también para revisar nuestros propios mecanismos de control”, manifestó.

El papel del Congreso

Finalmente, sostuvo que en situaciones regulares el Congreso estaría realizando labores presenciales de control. Remarcó que, dada la emergencia, todos tienen que acatar la inmovilización social obligatoria, y que por eso es importante la transparencia y la mayor difusión de información.

“El Congreso de la República tiene que tener un papel, pero la emergencia es sui generis, porque no es un terremoto o inundaciones. Todos estamos en cuarentena y con más razón se necesita que la información sobre estos, procesos este visible y disponible para el escrutinio público y órganos de control, los congresistas y los miembros de concejos municipales”, señaló.

“Hay un problema serio, pues la Comisión de Fiscalización está en manos del excontralor Edgar Alarcón, quien está enfrentado cuestionamientos por corrupción, y eso deslegitima sus intervenciones”, acotó.

Más en Ideeleradio

Ver video

Comments

comments