Samuel Rotta (Foto: Proética)
Samuel Rotta (Foto: Proética)

 

No a los contratos con manchas

Ideeleradio.- El Gobierno tiene que darle más protagonismo al aspecto de integridad pública en las negociaciones que están en curso con los laboratorios, en el marco de la compra de vacunas contra la COVID-19, porque no se deben aceptar contratos con manchas, planteó Samuel Rotta, director ejecutivo de Proética. 

“La Contraloría ha anunciado que va a realizar auditorías a los contratos, y eso es importantísimo pero, además, hay contratos que todavía se están negociando y que el Gobierno tiene que asumir un liderazgo y darle más protagonismo al aspecto de integridad pública en estas negociaciones, en vista de lo acontecido y previniendo que pueda ocurrir más”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

Remarcó que se tiene que proteger las negociaciones con los diversos laboratorios que traen el vacuna contra el coronavirus, a través de una integridad concurrente.

“Hay que aprovechar que tenemos negociaciones en curso y a estas negociaciones en curso hay que protegerlas, y una forma de protegerlas es metiéndoles este componente de integridad pública, desde el lado por lo menos del Estado peruano, y exigiéndole a los laboratorios que sus provisiones de integridad las cumplan. Todos tienen su código de ética, pero en muchos casos hay antecedentes que se los han pasado por alto”, declaró.

“Me parece que, si es que llevan adelante negociaciones con integridad concurrente, no habría mayores problemas y si surge una alerta, bueno, no debemos estar para aceptar contratos con manchas. Estamos antes escenario que es de terror, ante las urgencias que tenemos todos los días. […] Me parece que hay que invertir, aunque perdamos un par de días en solucionar los problemas que puedan aparecer, a tener que revisar o resolver un contrato por problemas de corrupción”, argumentó.

El peor escenario

Por otra parte, dijo esperar que las investigaciones preliminares que ha iniciado el Ministerio Público en torno al caso de las vacunas de Sinopharm sean muy ágiles. Opinó que el peor escenario que podría darse es que se caiga el contrato con el laboratorio chino Sinopharm.

“Hay que, sin duda, esperar a las investigaciones, que ojalá que sean muy ágiles, pero hay un tema que no estamos viendo creo, o por lo menos no discutiendo con suficiente profundidad, y es: ¿qué pasa si esto ha sido un soborno de Sinopharm? ¿qué pasa si esto ha sido un soborno pagado por Sinopharm, que sería el peor escenario?”, se preguntó.

“Supongamos que el contrato que finalmente se firmó para adquirir las vacunas tuviera una cláusula anticorrupción, que no lo sabemos porque el contrato no ha sido publicado, pero si tuviera una cláusula anticorrupción, ¿qué va a pasar con el contrato?, ¿se cae? ¿Qué pasa con los millones de vacunas? ¿Se caen? Y ese es un riesgo muy fuerte y sería el peor escenario”, indicó.

Cuestiones preocupantes

El director ejecutivo de Proética refirió, en ese sentido, que hay que esperar el avance de las investigaciones de la Fiscalía. Indicó que hay un escenario bien complicado.

“Hay que esperar a ver cómo se desarrolla esa hipótesis y qué elementos más llevan a abonar esa hipótesis. Hay algunas cuestiones preocupantes que te pueden hacer un poco de ruido. ¿Sinopharm dónde ha llevado adelante sus investigaciones clínicas? En Emiratos Árabes, Baréin, Egipto y Perú, países que no son muy reconocidos por sus estándares de integridad de su servicio público”, señaló.

“Y ya se supo que, por lo menos, en Emiratos Árabes Unidos se vacunó con este mismo esquema buena parte del Ejecutivo del Gobierno, solo que ahí fue un poco más transparente en todo caso, o más cínico probablemente. Pero, digamos, este es un escenario bien complicado”, aseveró.

“No son angelitos”

Sostuvo, por otro lado, que lo ocurrido con las vacunas de Sinopharm pone en cuestión también las negociaciones con los otros laboratorios.

“Esto de las vacunas te lleva también lamentablemente a poner en cuestión las otras negociaciones. Pfizer, AstraZeneca no son angelitos tampoco. Pfizer protagonizó el Lava Jato farmacéutico el año 2010 y tuvo que pagar una multa enorme ante la justicia norteamericana, luego de aceptar que efectivamente montaron una operación de compra de médicos con nóminas y todo esto, para que estos médicos a cambio de sobornos pudieran prescribir a los pacientes sus productos en una serie de países. Entonces, no son unos angelitos”, manifestó.

Más en Ideeleradio

Ver video

Comments

comments