Percy Medina - Ideeleradio
Percy Medina - Ideeleradio

Puede significar mucho o nada

Ideeleradio.- Si los actores utilizan simplemente el Acuerdo Nacional para la foto y decir que se hizo el esfuerzo, pero no escuchan ni buscan ponerse en la situación del otro, entonces puede ser simplemente una mera formalidad, opinó Percy Medina, jefe de la misión en Perú de IDEA Internacional.

“El Acuerdo Nacional es un recurso que puede significar mucho o puede no significar nada. Si es que los actores toman en serio la idea de sentarse a dialogar, lo cual supone en primer lugar respetarse y escucharse, y de verdad lo que buscan es encontrar puntos comunes, entender lo que piensa el otro actor, la otra persona que está en plan de interlocución, entonces quizá es un instrumento que puede tener utilidad”, manifestó en Ideeleradio.

“Si los actores simplemente utilizan esto como un espacio para la foto, para decir que se hizo el esfuerzo, pero no escuchan, no buscan entender, no buscan ponerse en la situación del otro, entonces puede ser simplemente una mera formalidad. Entonces, yo creo que es muy importante si es que de verdad hay ánimo de dialogar, que, en primer lugar, haya ánimo de respetarse y de escucharse, y que se vaya ese espacio llenando de contenido y no hacer de esto simplemente un mero trámite”, acotó.

De manera descentralizada

En otro momento, Medina Masías resaltó que las sesiones del Acuerdo Nacional se hagan de manera descentralizada, como lo anunció el presidente del Consejo de Ministros, Alberto Otárola.

“El Acuerdo Nacional hasta ahora ha estado básicamente centrado en Lima con actores limeños, así que me parece muy importante que se pueda descentralizar, que se convoque a actores de las regiones y que, por lo tanto, el diálogo incorpore también dinámicas y temas regionales”, indicó.

“Es decir, que se pongan los problemas, las demandas, las visiones de los actores en cada una de las regiones, que seguramente serán distintas, se pongan sobre la mesa y que se prioricen también junto con los temas y las demandas nacionales”, agregó.

A inicios de semana, el premier sostuvo que este foro también desarrollará sesiones descentralizadas en varias localidades y macrorregiones, con la finalidad “de procesar los reclamos y las diferencias y tratar de llegar por aproximaciones sucesivas a los grandes consensos que el país requiere”.

Diálogo político

El jefe de la misión en Perú de IDEA Internacional dijo, del mismo modo, que el diálogo tiene que ser político. Ello al ser consultado por las críticas del Gobierno a las movilizaciones por ser de carácter político y no sobre problemas sociales.

“Bueno, la crisis es política y, por lo tanto, el diálogo tiene que ser político. Político en el mejor sentido de la palabra política y es todo lo relacionado con la vida en común, con lo público, con lo que hay que hacer en relación con el manejo del poder, con la atribución de deberes y derechos a la ciudadanía, eso es lo político. Y, obviamente, él diálogo tiene que ser político”, enfatizó.

No descarten temas

El analista consideró también que ningún tema debería ser descartado de la sesión del Acuerdo Nacional, prevista para fines de agosto. Remarcó que la peor manera de iniciar una conversación es descartando temas por anticipado.

“La peor manera de iniciar un diálogo es descartando temas de antemano. Lo dice cualquier manual de diálogo. Lo importante es que los actores se sienten de buena fe, planteen temas de buena fe y que los temas se vayan decantando, no sobre todos los temas habrá acuerdo es obvio”, sugirió.

“Es normal que cuando actores con visiones y posiciones diferentes se sientan a conversar, muchos de los temas que traen a la mesa, pues no vayan a ser objeto de acuerdo, pero lo que tiene que haber es, en primer lugar, apertura. No tiene porqué descartarse nada de antemano, tiene que haber capacidad de escucha, tratar de entender por qué los otros actores que están planteando lo que están planteando, y si algo no se puede por diversas razones, pues conversarlo, discutirlo”, puntualizó.

Puntos en común

Subrayó que el diálogo implica un proceso que tiene distintas fases, como el sentarse a escucharse, crear confianza, visualizar puntos en común y sobre esa base crear acuerdos. Mencionó que la idea es evaluar los caminos que se van construyendo de manera colectiva y que sean aceptables para todos.

“Entonces, el sentido del diálogo es, en primer lugar, escucharse. Sin escucha, no hay posibilidad de diálogo. El primer paso es escucharse, respetarse, entender que se está hablando de buena fe y hablar de buena fe; y a partir de eso ver qué es lo que se puede encontrar como mínimo común”, explicó.

“Y ese mínimo común tampoco se pensará que todos los acuerdos se consiguen de un día para el otro. No es que yo me siento, instalo una mesa de diálogo y a las dos horas tengo todo resuelto y todos felices a su casa. Eso no es así en ninguna parte del mundo”, detalló.

Más en Ideeleradio

Ver video