Pedro Salinas - Ministerio Público (Fotos: Ideeleradio - Andina)
Pedro Salinas - Ministerio Público (Fotos: Ideeleradio - Andina)

 

Vulneraron mis derechos

Ideeleradio.- Pediré por escrito, y de ser posible, de forma personal, el deslacrado inmediato de mi teléfono que fue incautado el sábado 8 de enero, durante el allanamiento fiscal a mi domicilio en Mala, anunció el periodista Pedro Salinas, tras remarcar que solicitará la devolución de su celular.

Fue al cuestionar la diligencia realizada por el Ministerio Público, en el marco de una investigación referida a la contratación en el 2018 de la consultora del periodista por parte del entonces fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, para brindar una asesoría de comunicación.

“Yo espero ir en algún momento de esta semana a la oficina del fiscal Víctor Vidal para pedirle por escrito y si puedo, en persona, el deslacrado inmediato de mi teléfono para la devolución del mismo, porque cuando estuve preguntando cuándo me van a devolver mi teléfono, el perito dijo que podría hacer ese trabajo [de pericia sobre el teléfono] entre un mes y un mes y medio, pero que como tiene una carga laboral, además de esto, se podría hablar de un año o hasta tres años”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“El representante del fiscal, que era el que más al tanto estaba de todo [dijo que] lo más probable es que sea así [que esto demore]. [Yo señalé en ese momento:] ¿está pretendiendo dejarme incomunicado durante tres años, dejarme sin mi lista de contactos, fotografías personales con mi familia y con mis hijos? O sea, simplemente ¿me olvido de ellas? No. Para mí, hasta que yo no recupere mi teléfono, no voy a parar [en los pedidos de devolución]”, apuntó.

El periodista subrayó que se han vulnerado sus derechos sin ninguna argumentación válida, al cuestionar la diligencia ocurrida el último sábado a las 4 de la mañana, en el que las autoridades incautaron su celular.

“Yo, en primer término, quiero recuperar mi teléfono [que fue incautado]. Esta gente me ha dejado sin mi instrumento de trabajo. Toda mi lista de contactos está ahí. O sea, han vulnerado mis derechos sin ninguna argumentación válida en un caso que ya había sido cerrado y que han reabierto solamente para joderme la vida a mí. Eso es exactamente lo que están haciendo”, opinó.

“La cantidad de vejaciones en el lapso de cinco horas [que duró la diligencia] fueron infinitas, absolutamente desagradables todas”, agregó.

La computadora

El periodista explicó, finalmente, que su computadora no fue incautada, porque esta estaba sujeta a un gran candado del cual no tenía la llave y estaba, además, anclada a una pared. Remarcó que en su computadora lo más valioso que hay es el contenido del último libro que está escribiendo.

“De toda la casa, lo más valioso para mí es esta computadora, no por lo que vale, sino por lo que contiene. Aquí hay 10 años de investigación [sobre el Sodalicio] y particularmente está el último libro que ya está en la recta final”, explicó.

“[El representante del Ministerio Público] se llevó un disco externo que tenía, donde hay buena parte de la información que está en la computadora, salvo el libro [que estoy escribiendo]. Creo que está el prólogo, pero hasta ahí nomás llegué en ese disco externo, pero si querían buscar algún tipo de información, así sensible vinculada a la corrupción, bueno se van a llevar pues el mayor chasco de su vida. Eso no lo van a encontrar”, apuntó.

Más en Ideeleradio

Ver video