Pedro Grández - Parlamento (Foto: Congreso)
Pedro Grández - Parlamento (Foto: Congreso)

 

Artículos 113 y 117

Ideeleradio.- La única posibilidad que existe en la que el Congreso de la República pueda recopilar pruebas para pedir que se declare vacante el cargo del presidente de la República es cuando prospera una acusación constitucional específicamente por por alguna de las infracciones mencionadas en el artículo 117º de la Constitución, aclaró el abogado constitucionalista Pedro Grández.

Fue al ser consultado por la admisión a debate de la moción de vacancia en contra del presidente Pedro Castillo, la cual fue presentada por diferentes bancadas de oposición.

“La única posibilidad que existe está en el 113.5, que dice que el cargo del presidente puede también declararse vacante cuando prospera una acusación constitucional por los supuestos previstos en el artículo 117 [de la Constitución]. Entonces, ese hecho no es ya el acto de vacancia, sino la destitución del presidente”, aseveró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.   

“O sea, el cargo puede declararse vacante cuando prospera este proceso de acusación constitucional por unos supuestos trazados, y es la única manera en que el presidente puede ser vacado [como acto constitutivo]”, anotó.

Cabe precisar que el artículo 113, señala que “la Presidencia de la República vaca por: 1) Muerte del Presidente de la República. 2) Su permanente incapacidad moral o física, declarada por el Congreso. 3) Aceptación de su renuncia por el Congreso. 4) Salir del territorio nacional sin permiso del Congreso o no regresar a él dentro del plazo fijado. 5) Destitución, tras haber sido sancionado por alguna de las infracciones mencionadas en el artículo 117º de la Constitución”

En tanto que el artículo 117 menciona textualmente que “el Presidente de la República sólo puede ser acusado, durante su período, por traición a la patria; por impedir las elecciones presidenciales, parlamentarias, regionales o municipales; por disolver el Congreso, salvo en los casos previstos en el artículo 134 de la Constitución, y por impedir su reunión o funcionamiento, o los del Jurado Nacional de Elecciones y otros organismos del sistema electoral”.

No existe el acto constitutivo

El constitucionalista consideró, en ese aspecto, que no existe procedimiento, acto constitutivo, en el cual el Congreso de la República pueda reunir pruebas para exigir la vacancia del presidente de la República.

“No existe el acto constitutivo de pedir la vacancia del presidente. No existe en el Parlamento un procedimiento a través del cual se reúna pruebas de algo para exigir la vacancia”, sostuvo.

“Es importante decirlo, porque la forma en cómo se usa el lenguaje en el artículo 113 [de la Constitución] ‘es la Presidencia de la República vaca por’. Se refiere al cargo, a que el puesto del presidente se declarará vacante cuándo [se den situaciones específicas]. No existe un acto que el Parlamento lo configure como supuesto para vacar al presidente”, refirió.

Infracción a la Constitución

Rechazó, en ese sentido, la posibilidad de que el mandatario pueda ser suspendido o destituido en el marco de una declaración de infracción a la Constitución. Subrayó que no existe esta posibilidad para la figura presidencial.

“Por eso, no concuerdo con quienes en los últimos días han venido sosteniendo la tesis de que el presidente puede ser suspendido o puede ser destituido en el marco de una declaración de infracción a la Constitución. Eso no existe para el presidente, eso existe para los otros funcionarios. El cargo del presidente está explícitamente regulado y protegido en la Constitución”, indicó.

“El estatus del cargo del presidente está muy protegido —desde mi punto de vista sobreprotegido— pero eso es. En el artículo 113 no existe un supuesto que tendría que existir explícitamente y que diga algo así: que el cargo del presidente también vaca cuando el Congreso declara la suspensión permanente o el Congreso lo destituye por infracción a la Constitución. Ese supuesto no está en el 113”, anotó.

Un régimen presidencialista

Mencionó, además, que el mandatario puede emitir mensajes, pero no está obligado a responder ante el Congreso. Indicó que tenemos un régimen presidencialista en el que el Parlamento no le puede atribuir al mandatario responsabilidades políticas.

“Lo que existe es que el presidente puede ir a dar mensajes, pero no existe ni siquiera [la posibilidad de] que la Comisión de Fiscalización —como se sostiene— puede obligarle al presidente. El estatus de la Presidencia de la República es en un régimen presidencialista sin responsabilidades políticas. Como no le puede atribuir el Parlamento responsabilidad política al presidente, por eso es que puede llamar a cualquier ministro”, expresó.

“El presidente es ‘irresponsable políticamente’ por decirle de alguna manera. No existe estación de preguntas no existe interpelación no existe censura con el presidente de la República”, puntualizó.

Más en Ideeleradio


Ver video