Pedro Grández - Tribunal Constitucional (Foto-TC)
Pedro Grández - Tribunal Constitucional (Foto-TC)

 

Jurídicamente en cuestión

Ideeleradio.- Las designaciones que se originen de esta elección de miembros del Tribunal Constitucional no tienen un halo de legalidad y, en consecuencia, mal haría el TC habilitando o convalidando ese acto a través de una juramentación, opinó el abogado constitucionalista Pedro Grández.

Fue al considerar que mientras no se definan los cuestionamientos y los recursos judiciales pendientes respecto a la cuarta legislatura, esos nombramientos y esas designaciones están jurídicamente en cuestión.

“[¿El TC está habilitado para no juramentar a quien sea elegido en el marco de este acto de desacato?] Eso es lo que se hizo antes. Eso se hizo con el caso de Gonzalo Ortiz de Zevallos [respecto a su incorporación como magistrado del máximo órgano constitucional] y no veo razón para que no ocurra lo mismo”, señaló en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio. 

“Lo que se dijo ahí [en el TC] es que estaba pendiente un recurso al interior del Congreso, y cuando se repuso el Parlamento —como ocurrió en efecto— el Congreso decidió la nulidad de esa votación y ahí terminó el asunto. Igual ahora tenemos recursos judiciales que están pendientes, y, mientras eso no se defina, esos nombramientos y esas designaciones, están jurídicamente en cuestión [los posibles nombramientos]”, apuntó.

Este acto está viciado

Grández Castro dijo, en ese sentido, que el TC deberá actuar con prudencia con respecto a las designaciones que realice el Parlamento, pues las eventuales designaciones no tienen un halo de legalidad, a raíz de que hay una medida cautelar que suspende provisionalmente la elección.

“Yo creo que el Tribunal Constitucional debería ser prudente con esas designaciones. Esas designaciones no tienen un halo de legalidad y, en consecuencia, mal haría habitándolos o convalidando eso a través de ese acto de juramentación, que es fundamental para que  asuma el cargo”, indicó.

“Yo creo que la consecuencia de esto va a ser una suerte de —como los americanos lo llaman— fruto del árbol envenenado, en materia de prueba que utilizan esta expresión. Es decir, este acto está viciado, este es un acto nulo y ese acto solamente puede generar nombramientos que van a tener muchas dificultades […]”, puntualizó.

Cuarta legislatura

El abogado recordó, además, que existe una demanda de inconstitucionalidad contra la cuarta legislatura del Congreso de la República, la cual fue presentada por el Colegio de Abogados de Ayacucho.

“Si designan a magistrados, el Pleno del Tribunal podría perfectamente apelar a su antecedente en este caso, y no permitir que juramente hasta que el propio tribunal decida algunos cuestionamientos que se han hecho, incluso a la cuarta legislatura”, manifestó.

“Recuerden que la cuarta legislatura está en un proceso de inconstitucionalidad que ha interpuesto el Colegio de Abogados de Ayacucho y esa demanda puede declarar la invalidez de todos los actos que se han producido durante esa legislatura, que no existe en términos jurídicos”, explicó.

Más en Ideeleradio

Ver video