Miriam Larco (Foto: Andina 2)
Miriam Larco (Foto: Andina 2)

 

Informar a la población

Ideeleradio.- La autorregulación de los medios de comunicación no ha funcionado, por una falta de conocimiento de la ciudadanía respecto al derecho que tiene de presentar una queja o denuncia, y debido a que el código de ética no se ha venido cumpliendo eficazmente, sostuvo Miriam Larco, secretaria técnica del Consejo Consultivo de Radio y Televisión (Concortv).

“Entonces, por ahí hay que informar a la población sobre su derecho a queja y a denuncia ¿Qué ha pasado el tiempo? En el tiempo ha pasado, número uno, la falta de información, una autorregulación que no ha funcionado. Creo que ahí tenemos, además, la sentencia del Tribunal Constitucional que te dice que la potestad de iniciar un proceso ante el incumplimiento o ante la violación de un derecho puede ser desde una instancia pública o privada”, señaló en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

Manifestó que el Derecho les ha dado a los medios de comunicación en este sistema de autorregulación, “la capacidad, la función de resolver en forma eficiente, eficaz, de acuerdo al código de ética, que no se ha venido cumpliendo eficazmente”.

“El Derecho les ha otorgado a los medios de comunicación en este sistema de autorregulación la capacidad, la función de resolver en forma eficiente, eficaz, de acuerdo al código de ética, que no se ha venido cumpliendo eficazmente”, detalló.

Participación ciudadana

Enfatizó que es importante la participación ciudadana en este contexto o frente a la posibilidad de que cada medio cuente con un defensor de la audiencia. Agregó que es fundamental también que haya interés del Estado porque lo que este regulado funcione.

“¿Qué hemos visto en el tiempo? ¿Por qué la autorregulación no ha funcionado? Yo coincido en que se ha creado a veces comités donde se dilata la acción inmediata. Creo que, en otros países, el tener un defensor de la audiencia en cada medio de comunicación ha sido muy bien [decidido], pero no es suficiente solo un defensor, sino también la participación ciudadana. [Es importante] la participación ciudadana y también el interés del Estado porque esto funcione”, refirió.

“O sea, ahora la ciudadanía tiene herramientas, por ejemplo, el número de registro. Nosotros, antes no podíamos siquiera saber cuántas quejas hay, porque no sabíamos la forma, la ley no lo preveía, de pedir al medio cuántas quejas ha recibido en el tiempo. Con el número de registros podríamos estar subsanando la situación, pero todavía es un procedimiento que tiene que perfeccionarse tiempo a tiempo”, detalló.

Queja y denuncia

Larco Sicheri precisó, en primer término, que las personas tienen el derecho de presentar una queja ante el propio medio de comunicación, cuando se observa un posible incumplimiento a sus principios éticos.

Señaló que, si la queja no es respondida a tiempo, dentro de los 35 días de recibida la notificación, o la respuesta es insatisfactoria, un ciudadano puede formular una denuncia ante el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), tomando en cuenta el número de registro del reclamo.

“Entonces, el MTC tiene también plazos establecidos, porque si no también atenta contra el principio de un proceso adecuado. O sea, tampoco podemos esperar dos o tres años que un Estado se pronuncie sobre un hecho. Entonces, ahí podríamos decir que funciona”, explicó.

“[Si alguien] presenta la queja, si no funciona [a nivel del medio de comunicación], vas al Ministerio de Transportes. […] Más de una queja, por ejemplo, puede ser con el mismo conductor, varias personas supongamos ponen más de una queja, en dos años, que ha sido [declarada] fundada por el MTC, eleva la infracción a una infracción muy grave y queda la potestad del órgano de control, si le renueva o no le renueva o sí lo suspenden o no, pero ya es una medida que es de la potestad del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, pero que está contemplada en la ley”, puntualizó.

Finalmente, mencionó que la propia Ley de Radio y Televisión señala que en los casos en que haya una afectación al honor, la vía es la judicial y no los mecanismos de queja o denuncia señalados en la autorregulación.

“Otra cosa también que tenemos que aclarar, [los] procesos de difamación que atentan contra el honor y la buena reputación, la propia Ley de Radio y Televisión te dice que no se resuelve por mecanismos de autorregulación, sino se abre la posibilidad de hacerlo [ante el] propio Poder Judicial, donde está la figura de la difamación. No se ve por incumplimiento de la Ley de Radio y Televisión”, expuso.

Más en Ideeleradio

Ver video