Marly Anzualdo - Foto: BBC
Marly Anzualdo - Foto: BBC

Ideeleradio.- No podemos voltear la página respecto a lo que hizo el exmandatario Alberto Fujimori y pedimos al presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski que sea respetuoso de la ley, afirmó Marly Anzualdo, hermana de Kenneth Anzualdo, estudiante de economía desaparecido en el gobierno de Alberto Fujimori.

“Nosotros no vamos a voltear ninguna página, primero porque ni siquiera es potestad del presidente ni de nadie [darle arresto o indultar a Fujimori] y la historia se escribe con la verdad. Queremos un país limpio, que se obedezcan las leyes que han sido dadas en el marco del derecho internacional. Salimos a gritar para los violadores de las leyes, y sin embargo, queremos una ley con nombre propio, que libere al séptimo presidente más corrupto del mundo”, aseveró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Para nosotros el señor Fujimori y su política de Estado fue una política de genocidio”, argumentó.

La hermana del estudiante desaparecido recordó que el expresidente Alberto Fujimori tuvo un juicio justo, donde se le respetó el debido proceso, a diferencia del trato que tuvieron miles de ciudadanos desaparecidos y asesinados durante su gobierno.

“Ya ha habido una sentencia condenatoria contra los responsables de la muerte de mi hermano, y se ha probado que los llevaron a los sótanos del Servicio de Inteligencia y después de la tortura fueron incinerados. Fue un secuestro, y han pasado años sin saber qué había pasado con él”, comentó.

“Ahora cuando hablan del indulto, vemos que  Fujimori ha tenido un juicio justo que lo ha visto el mundo entero, que le han respetado el debido proceso, cuando nosotros no tuvimos información de qué le había pasado a mi hermano, que tenía domicilio conocido y nunca lo citaron, sino de frente lo asesinaron”, argumentó.

Cabe indicar que el Poder Judicial condenó al exjefe del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN), Vladimiro Montesinos y al excomandante general del Ejército, Nicolás Hermoza Ríos, a 22 años de cárcel por la desaparición forzada de tres personas entre ellas el estudiante Kenneth Anzualdo, en los sótanos del Servicio de Inteligencia Nacional en 1993.

Comments

comments