Mariela Irma Cayo Sánchez - Ideeleradio
Mariela Irma Cayo Sánchez - Ideeleradio

El Estado peruano está mintiendo

Ideeleradio.- No he recibido ningún tipo de apoyo de parte del Gobierno ni tampoco atención psicológica, sostuvo Mariela Irma Cayo Sánchez, viuda de Manuel Quilla Ticona, campesino de la comunidad de Chuquiaguillo que falleció el 31 de marzo pasado en Juliaca por un edema cerebral generalizado, días después de haber sido detenido en Lima, donde participó en las protestas en contra del gobierno de la presidenta Dina Boluarte.

Fue al referirse a las respuestas que dio la delegación de funcionarios y diplomáticos peruanos durante la audiencia de seguimiento de las recomendaciones que emitió la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en su informe país el 2023.

“Los representantes del Estado peruano que fueron [a la audiencia de la CIDH] mintieron [y dijeron] que los familiares hemos sido atendidos con bonos, becas y también con atenciones médicas y psicológicas, pero lamentablemente no es así”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Yo no he recibido ningún tipo de apoyo de parte del Gobierno ni tampoco atención psicológica, porque ahora yo me siento bastante mal. Hay momentos en que yo siento que me voy a morir, porque yo no acepto la pérdida de mi esposo, porque la forma como ha fallecido mi esposo es bastante dolorosa para mí”, agregó.

Cayo Sánchez pidió, en ese sentido, que la justicia peruana identifique a los principales responsables de la muerte de su esposo, y que la CIDH supervise el cumplimiento de sus recomendaciones.

“[Quiero] decir a la CIDH que de una vez intervengan, que investiguen la causa del deceso de mi esposo, se pronuncien porque yo necesito saber la verdad, yo necesito justicia para mi esposo, y que los principales responsables paguen todo el daño que me han causado, todo el daño que le están causando a mis menores niños, le han quitado al padre de mis hijos”, subrayó.

Las investigaciones

En otro momento, la viuda de Manuel Quilla solicitó a las autoridades del Ministerio Público que no sigan dilatando el tiempo, que realicen las investigaciones y que no revictimicen a los deudos.

“De parte de la Fiscalía yo he recibido una tortura psicológica prácticamente, [porque] me han estado preguntando por la vida de mis familiares, más no del deceso de mi esposo. También me han hecho más de diez veces solo una pregunta. De esa forma yo me he sentido bastante indignada [por] cómo funciona la justicia en nuestro país, que no respeta el dolor de uno, que nos revictimicen a cada momento”, manifestó.

“[¿Qué le pide a las autoridades?] Que no sigan dilatando más el tiempo, que de una vez actúen, que investiguen, porque ahí está el protocolo de necropsia, donde especifica la verdadera causa del deceso de mi esposo y también […] se investiguen a los comisarios o a los jefes de la Policía que estaban a cargo durante esos días y también a los policías que han salido en esa operación cerca al Hotel Sheraton, en la avenida España con Wilson. ¿Cuánto tiempo más voy a esperar para que llegue a saber quienes son los principales responsables?”, indicó.

El caso va bastante lento

Finalmente, señaló que el proceso de investigación para encontrar a los responsables va bastante lento, pues recién se están realizando las diligencias.

“El caso de mi esposo se está llevando bastante lento. Son casi más de ocho meses que recién la Fiscalía está saliendo para poder inspeccionar si hay la presencia de cámaras o no. O sea, son más de ocho meses y, si hay es que las hay [las cámaras], yo pienso que ya no debe haber los videos, porque tienen un cierto tiempo de almacenamiento y cada corto tiempo se eliminan [esos videos]”, declaró.

“Es indignante para mí que recién se preocupen o que recién salga alguien a investigar; y esta investigación deberían de hacer inmediatamente después de que yo haya denunciado que mi esposo había fallecido”, acotó.

Más en Ideeleradio

Ver video