Manuel Monteagudo - Tribunal Constitucional - Ideeleradio
Manuel Monteagudo - Tribunal Constitucional - Ideeleradio

 

Cultura constitucional

Ideeleradio.– Hay que generar una cultura constitucional, donde el juez constitucional tenga una mirada técnica y neutral, sostuvo Manuel Monteagudo, docente universitario y postulante al Tribunal Constitucional (TC), tras señalar que hay experiencias positivas en Chile y Colombia que son muy ilustrativas en esta materia.

“Hay que hacer del constitucionalismo también una suerte de mirada neutral, por supuesto, que la Constitución fija posición sobre hechos fundamentales, pero en la búsqueda de estos fallos, en la búsqueda de principios internacionales, hay que asegurarle al ciudadano que esta institución se va a encargar de darle una permanencia a estos principios”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Hay que generar esta cultura constitucional, hay que generar esta mirada técnica, esta mirada neutral del juez constitucional. A eso tenemos que aspirar. Miremos las experiencias de Chile, las experiencias de Colombia son muy ilustrativas, estas cortes tienen un prestigio muy grande, porque han pensado el derecho constitucional como una ciencia a la que se recurre, donde hay que fijar posición”, refirió.

Proteger derechos

Indicó que el ciudadano debe sentir que dicha institución busca cautelar la protección de derechos. Señaló que es necesario que instituciones como el máximo órgano de control constitucional consoliden su autoridad moral.

“Ese es el punto, que el ciudadano sienta que esta institución está protegiendo derechos, esta institución en determinados momentos puede llegar a un punto en el que no es posible resolver un problema societario, sino hasta este nivel en términos de Tribunal Constitucional, ya le corresponderá a una reforma constitucional. No es un espacio donde vamos a defender un interés. Me gusta recordar siempre al juez Aguirre Roca, que siempre decía primero la Constitución, y esta Constitución, no la que yo creo que debería ser”, detalló.

“En el pensamiento clásico se hablaba del auctoritas y el potestas; es decir, por un lado de la autoridad moral y, por otro lado, la capacidad reglamentaria, la capacidad legal. Es decir, cuando la institución logra ser respetada, esto que se habla como legitimidad, en realidad es que el ciudadano entiende que la autoridad la obedece porque tiene autoridad moral, no solo porque tiene la capacidad de ejercer la fuerza, sino porque hay esta autoridad. Entonces, es muy importante que en una república las instituciones [como el TC] consoliden esta parte de la autoridad moral”, acotó.

Más en Ideeleradio

Ver video