Magaly Ávila (Foto: Ideeleradio)
Magaly Ávila (Foto: Ideeleradio)

Articular con ocho sectores

Ideeleradio.- Faltan recursos para la implementación del Mecanismo Intersectorial para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos, advirtió Magaly Ávila, directora del Programa de Gobernanza Ambiental de Proética, tras cuestionar que el Estado no esté ejecutando acciones para brindar seguridad a los pueblos indígenas y los defensores ambientales.

“Lo que faltan son recursos para la implementación del mecanismo realmente. El Mecanismo intersectorial efectivamente lo lidera el Ministerio de Justicia, pero tiene que articular con ocho sectores”, dijo en conversación con Ideeleradio, en el marco de la campaña “Sin derechos no hay democracia, sin democracia no hay derechos”.

“Y de estos ocho sectores, por ejemplo, cuando nosotros hicimos la evaluación [el 2022], ninguno de los ocho sectores cumplió con los plazos para la activación y esto creo que es bien relevante indicar. Puede haber voluntad de parte de ciertos sectores, no necesariamente decimos eso, pero lo que falta son recursos”, añadió.

Acoso y amedrentamiento

Cuestionó, en ese sentido, que el Estado no destine el presupuesto necesario para que los funcionarios puedan viajar y acompañar los procesos de protección de los defensores de derechos humanos que están siendo amenazados y amedrentados.

“Por ejemplo, la Policía Nacional sabe por esta investigación que se ha hecho, no solamente de nuestra parte, el propio Ministerio de Justicia tiene una data que manejan ellos de manera interna, no es pública, en la cual saben, además, no solamente quienes han sido asesinados y las familias que quedan también en la orfandad y etc., sino que además hay una serie de acoso, amedrentamiento, acciones de violencia contra diferentes defensores”, refirió.

Informó que, en un primer momento, incluso dentro de los propios ministerios se desconocía quién era el punto focal para brindar información sobre los protocolos que deben implementarse.

“[Eran] dos las que ya han ido avanzando en la implementación de sus protocolos, pero […] —cuando nosotros nos comunicábamos con ellos para tener conocimiento de cómo iban avanzando con la integración de este mecanismo intersectorial dentro del sector y con los protocolos efectivamente para su activación— hay algunas otras que ni siquiera sabían quién era el punto focal responsable dentro del sector para darnos esta información, o sea, a ese nivel [estábamos]”, apuntó.

Líderes indígenas

La directora del Programa de Gobernanza Ambiental de Proética explicó que, en los últimos cuatro años, han sido asesinados 26 líderes indígenas, y que solo en el 2020 se registraron crímenes contra 10 defensores de derechos humanos.

“Por supuesto, de hecho, nosotros hicimos una investigación sobre una evaluación del protocolo intersectorial para defensores de derechos humanos y además nosotros acompañamos casos, no litigamos, pero sí acompañamos procesos para verificar que estos se lleven a cabo de manera correcta, de manera transparente, sin procesos de corrupción por supuesto, que es nuestro objetivo institucional”, manifestó.

“En este camino y en este recorrido nosotros hemos identificado que, desde la pandemia —desde el año 2020 hasta la actualidad, es decir cuatro años— se han asesinado a 26 defensores indígenas. Esta es una cifra escandalosa, y en la pandemia, en el 2020, la cifra más alta fue de 10 defensores, solamente en ese año”, precisó.

Lamentó, asimismo, que los pueblos indígenas no estén siendo resguardados por las autoridades y las entidades que tienen competencias establecidas en la ley y en el Mecanismo Intersectorial para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos.

“Si ustedes ven las cifras, del total de estos 26 defensores ambientales, el 80 % son indígenas. Yo creo que esto es bien importante recalcarlo, porque […] es una población que lamentablemente se está caracterizando —digamos los defensores ambientales— y les estamos dando un rostro, que es el rostro de la población indígena que no está siendo defendida ni hay recursos, y las autoridades y las entidades que tienen competencias para protegerlas —tal cual como están estipuladas en el mecanismo— no están funcionando”, recalcó.

Finalmente, rechazó el asesinato de Victorio Dariquebe Gerawairey, líder indígena harakbut, quien se desempeñaba como guardaparque de la Reserva Comunal Amarakaeri. Igualmente, condenó el atentado contra la casa de Miguel Guimaraes, vicepresidente de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep).

Más en Ideeleradio