Diego García Sayán - Ideeleradio
Diego García Sayán - Ideeleradio
Una tormenta en un vaso de agua

Ideeleradio.- La Corte Interamericana de Derechos Humanos dentro de su jurisprudencia establece que no rige de manera absoluta, el principio de cosa juzgada en el caso de graves violaciones a los derechos humanos, afirmó Diego García Sayán, expresidente de la Corte Interamericana.

Fue al comentar los audios que involucran al expresidente Ollanta Humala con la presunta compra de testigos en el caso Madre Mía.

“Veo con sorpresa que se ha armado una tormenta en un vaso de agua, de algo que es complejo también, pero que tiene una solución muy clara y simple, porque se dice que una sentencia es cosa juzgada y que ya no puede quedar sin efecto, porque han pasado seis meses, pese a que ha habido testigos, que ya de manera casi probada habrían sido incentivados con dinero para mentir. Eso no es así”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“La jurisprudencia de la Corte Interamericana es clarísima al respecto, y esa jurisprudencia, de acuerdo al derecho internacional y lo que ha establecido el Tribunal Constitucional del Perú, es obligatoria para el Perú, para todos los jueces incluido a la Corte Suprema”, indicó.

Hay jurisprudencia

El exministro sostuvo que si bien el principio de cosa juzgada es jurídicamente relevante, existen casos donde las investigaciones judiciales tienen que ser reabiertas por la aparición de nuevos elementos.

“Por supuesto que el principio de cosa juzgada es un principio jurídicamente relevante, sin embargo, en varios casos como en el caso Almonacid de Chile, La Rochela de  Colombia, la Corte ha establecido el mismo principio, que si en el curso del proceso penal se llega incluso a una sentencia absolutoria, pero se descubre después nuevos hechos o alteración en el curso del proceso —porque los testigos pudieron haber sido amenazados— las investigaciones judiciales tienen que ser reabiertas, expresó.

“No rige de manera absoluta, tratándose de una grave violación de derechos humanos, el principio de cosa juzgada”, indicó.

Reabrir el caso no es gesto hostil

El relator de la ONU dijo que si se reabre el proceso por las ejecuciones extrajudiciales en Madre Mía, esa decisión no sería ningún gesto hostil o violatorio de la legalidad, sino pleno cumplimiento de estándares internacionales que el Perú tiene que respetar

“Cuando se trata de graves violaciones de derechos humanos y hay nuevos hechos en donde puede deducirse que esa absolución estuvo basada en información incompleta, sí se puede reabrir. De manera que no hay ninguna consulta que hacerle a la Comisión o a la Corte Interamericana.

“Ese es el principio general que ya está establecido y el Tribunal Constitucional ha dicho en jurisprudencia reiterada, que las sentencias o decisiones de la Corte, no importa si se aplicaron en otro país, se tiene que aplicar forzosamente por las autoridades peruanas”, anotó.

Comments

comments