Luis Alberto Salgado - Ideeleradio
Luis Alberto Salgado - Ideeleradio

Ideeleradio.- El expresidente Alan García utiliza la figura del líder histórico del Apra, Víctor Raúl Haya de la Torre, para exonerarse de las responsabilidades que se le imputan, afirmó el ex militante aprista Luis Alberto Salgado.

Fue al comentar las declaraciones del exmandatario Alan García, quien señalo a través de sus redes sociales que es discípulo de Víctor Haya de la Torre, y que otros se han vendido, al pronunciarse sobre los 35 mil dólares que fueron entregados a la ONG Instituto de Trabajo y Familia de la ex primera dama Pilar Nores.

“[¿Cree que Alan García con sus dichos busca exonerarse de responsabilidades en lo que se le imputa concretamente?] Bueno, pues se pueden decir muchas cosas, y el señor Alan García debido a la persistencia de esas declaraciones está pretendiendo utilizar la figura de Haya de la Torre y  de exonerarse de toda responsabilidad. Las evidencias y los años lo van demostrando”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

El ex militante aprista sostuvo que una de las características del líder histórico del Apra Víctor Raúl Haya de la Torre fue su austeridad y que pudo ser millonario e incluso presidente del país, si hubiera pactado con los poderes fácticos

“En Haya de la Torre, más allá de los errores políticos que puedan haberse cometido, la austeridad y la honestidad fueron sus características. Él pudo haber sido millonario a los 35 o 40 años y  podría haber llegado a la Presidencia si hubiera pactado con los poderes fácticos, corruptos, y oligárquicos de ese entonces”, argumentó.

“No lo hizo, escogió el camino difícil, el camino de ser consistente con lo que decía, cosa que de ninguna manera se aprecia en Alan García”, expresó.

No hay coherencia en García

Al respecto, Salgado Tantte dijo que no hay coherencia ni consistencia en lo que sostiene el ex jefe de Estado, Alan García, con los pensamientos de Haya de la Torre.

“[¿Cree que Alan García flexibilizó un poco esos criterios de Haya de la Torre en términos de honradez y ética?] Viendo en retrospectiva y atando cabos y, luego, conforme han ido surgiendo las evidencias, y especialmente ya en mi relación personal que tuve en el último gobierno donde salí en marzo del 2008, yo compruebo que no hay coherencia ni consistencia en lo que sostiene el señor Alan García”, aseveró.

El ex procurador supranacional sostuvo, en ese sentido, que hubo soberbia de parte del exmandatario Alan García en el caso Bagua y que se olvidó de los principios del líder histórico del Apra, Víctor Raúl Haya de la Torre.

“Haya de la Torre nos decía no se olviden de nuestros pueblos nativos, si quieren hacer la gran revolución y transformación en el Perú, y la cuestión elemental era la consulta, y Alan García dijo que [eran] ciudadanos de segunda o de tercera categoría ¿Cómo un discípulo de Haya de la Torre va a expresarse en esos términos? Solo de alguna manera la soberbia, la vanidad puede llevar a estas cosas”, señaló.

En otro momento, el ex militante aprista refirió que dejó de ser funcionario del Estado durante el gobierno de Alan García por resistirse a la corrupción y por mis discrepancias en relación al caso Bagua.

“Salí del gobierno [aprista] por combatir y resistirme a un acto de corrupción y por discrepancias  sustantivas con los derechos humanos. El caso central de corrupción fue el de Baruch Ivcher [empresario]. Mauricio Mulder fue a mi oficina, siendo secretario general del partido, y siendo congresista de la República, a decirme que no le hiciera problema al señor Baruch Ivcher, [empresario] que quería levantarse 100 millones de soles adicionales, aparte de los 20 que le había dado el expresidente Alejandro Toledo”, manifestó.

“Entonces, una relación que teníamos cercano y casi fraterna con Mulder se vino abajo. Parece que estos señores creían que yo había venido de las Naciones Unidas para encubrir a nombre del Estado y eso no aprendí de Haya de la Torre”, apuntó.

El caso Bagua

Salgado Tantte aseveró, además, que sus discrepancias respecto a su relación con el  expresidente Alan García fue por su relación al caso Bagua, que fue el más emblemático de su gestión.

“En el caso del expresidente Alan García tuve discrepancias fuertes en relación al manejo de los derechos humanos y, sobre todo, en el caso de Bagua, que fue el más emblemático. Yo sostenía que tenía que consultarle a esos pueblos, que coordinarse en base al convenio 169 en el cual el Perú es parte como tratado internacional de derechos humanos, a efectos de que consensuara con ellos, la forma en que estas inversiones iban a llegar a la zona de Bagua, pero no se hizo así”, argumentó.

Más en Ideeleradio

Comments

comments