Laura Arroyo - Ideeleradio
Laura Arroyo - Ideeleradio

 

Soy demócrata e institucionalista

Ideeleradio.- No soy de las que cree que Pedro Castillo debe mantenerse en la Presidencia, soy de las que piensa que el mandatario debe quedarse hasta que se pruebe que debe irse, opinó la periodista Laura Arroyo, al referirse al situación política y legal del jefe de Estado.

“Yo no soy de las que cree que Castillo debe quedarse. Yo lo que digo es que Castillo debe quedarse hasta que se pruebe que debe irse, que son cosas muy diferentes. Y por decir esto, me dicen oficialista, pero en realidad lo que estoy diciendo es demócrata e institucionalista”, señaló en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Creo que hay que trabajar con esa seriedad y con ese cuidado, porque, de lo contrario, estamos abriendo la puerta a cualquier forma de sacar a cualquier presidente electo solo por dichos, por dimes y diretes o por testigos o por colaboradores que tampoco se prueban eficaces todavía. Entonces, yo tendría mucho cuidado con cómo planteamos ciertas cosas”, agregó.

Crisis sistémica

Arroyo Gárate consideró, en otro momento, que en el sistema judicial se está viendo una suerte de ruido en el contexto de la crisis sistémica que vive el país. Cuestionó, además, el papel del Ministerio Público respecto a la presentación de una denuncia constitucional contra el mandatario Pedro Castillo.

“Y creo que a esto flaco favor le ha hecho, al menos de momento, la Fiscalía. Y esto me preocupa porque estoy viendo como el sistema judicial, no solo la Fiscalía, en el mismo Poder Judicial, está viendo también una suerte de ruido, que a mí no me extraña porque también forma parte de la crisis sistémica, por supuesto, pero me preocupa porque, entonces, genera un nivel más de deslegitimación a cualquier acción, discurso o investigación que inicien y eso es lo que perjudica a la democracia”, indicó.

“En esto ha contribuido, tremendamente, la fiscal Benavides, que ha sido la primera en hacer de su puesto de fiscal un puesto político, y con eso ha quebrado los principales mimbres de separación de poderes que tiene que tener un país democrático”, acotó.

Incapacidad comprobada

En otro momento, la periodista dijo que hay una suerte de incapacidad comprobada en el mandatario, pues no ha atendido la tarea grande que debió asumir cuando llegó a la Presidencia de la República.

“No sabemos qué es lo que lleva a que ocurra todo esto, pero tengo algunas intuiciones. Y, por un lado, creo que una de esas intuiciones tiene que ver también con la incapacidad. Yo creo que hay una incapacidad presidencial comprobada, y creo que decirlo está bien. Y hay que decirlo fuerte, hay una incapacidad presidencial comprobada”, declaró.

“Hemos visto muchas incapacidades presidenciales, también es verdad, pero esta es una, y hay que decirlo: es incapaz para asumir, al menos, la tarea grande que tenía, este deber que venía con él [después de ser elegido]. Yo creo que eso es evidente”, refirió.

“Arquitectura de la corrupción”

La analista estimó que hay una arquitectura de la corrupción, que se manifiesta como “una institución que ya tenía una arquitectura que utilizaba la corrupción como forma de gobierno”

“Por otro lado, también, que hay una arquitectura de la corrupción que cuando la señalamos pareciera que estamos limpiando a alguien y no. Yo creo que hace falta mucha voluntad política para salir de esa arquitectura de la corrupción, pero cuando hablamos de la resaca de la dictadura, donde nos ha dejado la corrupción como una forma de gobernar, deberíamos hablar de esto”, explicó.

“No es casual que todos nuestros presidentes estén investigados por corrupción. No es que todos eran corruptos individualmente y llegaron a Palacio de Gobierno a seguir siendo corruptos. Es que llegaron a una institución que ya tenía una arquitectura que utilizaba la corrupción como forma de gobierno, y creo que esto es algo que hay que develar, porque justamente lo que necesitamos es cambiar esa arquitectura, más allá de cambiar solo el presidente”, argumentó.

Finalmente, remarcó que se debe cambiar la arquitectura en la que se dan los procesos de licitación, de concursos públicos y contratación de personal en el Estado.

“Hay que cambiar la arquitectura que hace que esa sea la forma en la que se dan licitaciones, se nombra personal, se rodean de determinados espacios. Hay que cambiar eso de fondo e intuyo que eso no tiene que ver con Castillo. Tiene que ver directamente con esta arquitectura de la corrupción, y, por otro lado, también creo que flaco favor a la lucha contra la corrupción que yo sí creo que hay que conocer hasta donde está implicado el presidente Castillo”, puntualizó.

Más en Ideeleradio

Ver video