Juan de la Puente - Congreso (Fotos: Ideeleradio - Andina)
Juan de la Puente - Congreso (Fotos: Ideeleradio - Andina)

 

El sentido común

Ideeleradio.- El Congreso de la República pretende destituir a todos los miembros de la Junta Nacional de Justicia (JNJ) violando la Constitución Política del Perú y el sentido común, sostuvo el politólogo Juan de la Puente.

Fue al comentar la moción de orden del día que plantea la remoción inmediata de los miembros de la Junta Nacional de Justicia (JNJ), tras la suspensión temporal de Patricia Benavides en el cargo de fiscal de la nación.

“Lo que hoy día pretende hacer el Congreso de la República, es decir, violando ya no solo normas, sino el sentido común querer este destituir a todo un organismo constitucionalmente autónomo, como es la Junta de Justicia, con una votación”, refirió en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Algo, además, que ya fue paralizado en otro caso por el Poder Judicial. Precisamente porque el concepto falta grave es un concepto en términos constitucionales que implica un delicado proceso diligente. Aquí se usa al revés, a falta grave significa que yo, en este momento, te liquido”, agregó.

Judicialización de la política

De la Puente Mejía cuestionó, en otro momento, que exista una suerte de “perversión constitucional” en la que se usa como un arma arrojadiza la denuncia, la demanda de amparo y la sanción. Advirtió también que la judicialización de estos temas demuestra el déficit de los políticos del país.

“La judicialización de la política es un recurso que demuestra la falencia y el déficit de los políticos para resolver los problemas con arreglo a las reglas de la política. Eso no significa que una persona no tenga el derecho de pedir un amparo con una medida cautelar, como hemos visto en algunos casos, pero ya a finales del año pasado, inicios de este año, en el Poder Judicial se había acumulado una cantidad impresionante de amparos de autoridades frente a otros o estas demandas de conflicto de competencias, lo que yo denomino una especie de perversión constitucional porque se usa como un arma arrojadiza la denuncia, el amparo, la sanción”, argumentó.

“Esa perversión constitucional me parece que tiene que ver con la calidad de los hombres públicos, ya no solo de los políticos. No se me ocurriría que pensar hace algunas décadas profesionales de las ramas jurídicas pudiesen de ese modo encarar los conflictos. O sea, también tiene que ver con un empobrecimiento del servicio público, y yo quería anotar lo siguiente: vivimos la crisis del expedientismo. Se eligen a los miembros del TC, de la Junta de Justicia, al defensor del pueblo con expedientes con sumas y restas, donde el número de cartones es lo más importante. Estas son las consecuencias”, apuntó.

El Tribunal Constitucional

Finalmente, cuestionó el tipo y la calidad de candidatos que han sido elegidos por el Parlamento para ocupar el cargo de magistrados del Tribunal Constitucional (TC).

“Teóricamente en la teoría constitucional ser miembro del Tribunal Constitucional es el cierre de una carrera, es la parte final del servicio público de un jurista, de una jurista que ha servido y, entonces, tiene mucho que aportar, pero en el caso del Perú en realidad, en las dos últimas elecciones, no hemos visto que sea un cierre”, manifestó.

“Es una especie de estadio pragmático de una de una persona y, entonces, hay cosas mucho más complejas. Esa complejidad que tiene varias aristas nos llevaría a una discusión mucho más compleja de esta judicialización de la política, pero también de la falta de calidades de los llamados hombres públicos actuales”, acotó.

Más en Ideeleradio

Ver video