Josefina Miró Quesada - Carlos Tovar
Josefina Miró Quesada - Carlos Tovar "Carlín" - Ideeleradio

 

Estado de Derecho

Ideeleradio. – La carta notarial que envió la Policía Nacional del Perú al caricaturista Carlos Tovar, “Carlín” me parece una clara intimidación e implica un desconocimiento muy grave sobre los alcances de la libertad de expresión, sostuvo la abogada Josefina Miró Quesada Gayoso.

“En el caso de Carlín [la carta notarial que se envió a La República] me parece una clara intimidación, amenaza y un desconocimiento muy grave por parte del jefe de la Policía sobre los alcances de la libertad de expresión”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

Indicó, en ese sentido, que hay pronunciamientos y sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos respecto a los alcances y límites de la libertad de expresión, y su importancia en un Estado de Derecho.

“Ya la Corte Interamericana, en múltiples sentencias, ha señalado que se trata de un derecho que puede incomodar, que puede generar ofensas, que puede generar incomodidades por parte de particularmente funcionarios, porque estamos hablando de temas de interés público”, mencionó.

“Hay un claro desconocimiento sobre no solamente lo que significa la libertad de expresión, sus alcances, su importancia para efectos de garantizar y robustecer un Estado de derecho y la democracia, pero sobre todo también de sus límites”, añadió.

Se hablaba de una realidad

En otro momento, la abogada argumentó que la caricatura de Carlos Tovar publicada en La República contiene un tema “netamente informativo” ni siquiera una opinión. Hizo mención, en ese sentido, a los reportajes y publicaciones periodísticas sobre el tema.

“La caricatura hablaba sobre un tema que, en realidad, es netamente informativo, ya ni siquiera estamos hablando de una opinión. Estamos en una información muy grave, que tiene que ver con la participación de la Policía en actos de corrupción y para nadie esto es una noticia”, detalló.

“Son cada vez los reportajes que se publican de cómo la Policía está involucrada en diversos actos delictivos, que ha sido parte incluso de organizaciones criminales. Entonces, esto lo que debería generar más bien es una oportunidad para la jefatura de la PNP para que pueda implementar cambios dentro de la casa, antes de ir amenazando a distintos periodistas alegando que esto es una afectación a la imagen [de la PNP]”, subrayó.

Es preocupante

Argumentó, del mismo modo, que es preocupante que se envíe una carta notarial señalando la posibilidad de iniciar acciones legales, cuando la caricatura “es una información que tiene base en hechos”.

“Entonces, sí es preocupante, porque es una información que tiene base en hechos. Es una información que es corroborable, que lo podemos verificar en otras fuentes, y, además, es una información que es de interés público, y cuando hablamos de libertad de expresión que involucra funcionarios públicos, que involucra temas de interés público, la libertad de expresión se robustece, se fortalece por la sencilla razón de que es un mecanismo muy importante de control del poder”, explicó.

“Los y las periodistas ejercen una función instrumental para garantizar que este tipo de hechos delictivos de corrupción que involucran a funcionarios públicos puedan ser debidamente visibilizados, condenados, denunciados y, obviamente, que se puedan tomar acciones desde la Policía para hacer frente a ello. Entonces, es un problema que se ataque al mensajero y no se atienda el mensaje. Dice mucho de la institución policial”, acotó.

Más en Ideeleradio

Ver video