Juanita Goebertus (Foto: Ideeleradio)
Juanita Goebertus (Foto: Ideeleradio)

 

Se usa el mismo estilo

Ideeleradio.– Con su ataque al Sistema Interamericano de Derechos Humanos, el Gobierno de Perú termina alineándose con países como Venezuela y Nicaragua, quienes han desconocido sus obligaciones y hablan de “injerencia internacional”, opinó Juanita Goebertus, directora de la División de las Américas de Human Rights Watch.

Fue al ser consultada por las declaraciones del presidente del Consejo Ministros, Gustavo Adrianzén, quien señaló que el “Perú es una república absolutamente independiente”, al referirse al comunicado emitido por 16 embajadas y delegaciones internacionales tras la aprobación de un dictamen del Congreso que afecta a las ONG.

“Es lamentable. El Gobierno, en general, ha pecado en su mayoría de los casos en el trámite de este tipo de iniciativas en el Congreso por su ausencia, por su irrelevancia, con estas declaraciones y, en general, con su ataque al Sistema Interamericano termina alineándose con países como Venezuela y Nicaragua”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“[Termina alineándose con países como Venezuela y Nicaragua] que tildan de injerencia internacional un llamado básico al respeto de lo que es una obligación internacional, asumida soberanamente por Perú, que es el respeto por los derechos humanos y por el Estado de Derecho, lo que influye en la separación de poderes y la independencia judicial”, afirmó.

Una situación lamentable

En ese sentido, la directora para América de Human Rights Watch calificó de lamentable que el Perú siga el ejemplo autoritario de Nicaragua y Venezuela, países que han desconocido sus obligaciones en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

“Es lamentable. Es un ejemplo que lo hemos visto en todos estos países de talante más autoritario donde tratan de dar un halo de que es una injerencia internacional y, sobre la base de eso, lo que ocultan es, pues, francamente el deseo de restringir sus obligaciones internacionales”, estimó.

“Yo cuando hago la comparación lo hago de manera cuidadosa, porque Nicaragua y Venezuela son los países que han desconocido obligaciones del Sistema Interamericano, han tomado la decisión de desatender obligaciones en el Sistema Interamericano”, precisó.

Cuestionó, del mismo modo, que tanto el Congreso y el Ejecutivo vean como una injerencia la resolución de la Corte Interamericana que pide suspender inmediatamente el trámite legislativo del proyecto de ley que busca la prescripción de los delitos de lesa humanidad cometidos antes de julio del 2002, conocido como Ley de amnistía.

“Cuando el Perú, a través de su Congreso y a través de su Ejecutivo, señala que es injerencia internacional que la Corte Interamericana de Derechos Humanos le pida suspender el trámite de la llamada ley de amnistía y no hay ningún tipo de discusión [desde el Estado en que digan] cómo vamos a defendernos ante el sistema, y, digamos, acataremos la decisión final, sino que lo que hay es una decisión de decir que no les interesa esa injerencia internacional, pues ahí de facto terminan en la lista de quienes están desconociendo las obligaciones ante el Sistema Interamericano. Por eso hago una comparación”, puntualizó.

El sistema de justicia

Finalmente, Goebertus Estrada sostuvo que es evidente que desde el Congreso hay un proceso de erosión del sistema democrático y del Estado de derecho. Advirtió, del mismo modo, que existe una serie de ataques sistemáticos a la independencia judicial.

“Venimos de un proceso de erosión democrática en el que hay que recordar que el Congreso llevó a cabo un proceso sin transparencia, sin criterios claros para nombrar a seis de los siete magistrados del Tribunal Constitucional, restringiendo desde entonces esa autonomía, [el Parlamento] nombró un defensor del pueblo sin experiencia en derechos humanos, sin ningún tipo de relacionamiento con la defensa del Estado de derecho”, relató.

“Luego inhabilitó sin fundamento a una fiscal suprema [Zoraida Ávalos], removió con argumentos cuestionables a dos miembros de la Junta Nacional de Justicia y hay toda esta iniciativa que está en curso de pretender destituir al presidente del Jurado Nacional de Elecciones. Entonces, estas tres iniciativas legislativas no se pueden entender de manera aislada, hacen parte de una serie de ataques sistemáticos desde el Congreso para erosionar esa independencia judicial”, concluyó.

Más en Ideeleradio

Ver video