César Hildebrandt - Ideeleradio
César Hildebrandt - Ideeleradio

Puede enriquecer mucho su mochila

Ideeleradio.- Verónika Mendoza puede crecer con miras a las elecciones presidenciales del 2021, pero debe pronunciarse sobre la situación de Cuba y Venezuela, dos lastres que tiene la izquierda y que pueden ralentizar ese avance, señaló César Hildebrandt, director de Hildebrandt en sus trece.

“Creo que [al caminar cinco años hasta la elección del 2021] lo va a hacer mejor. Ha aprendido muy rápido y es una persona que tengo la impresión que puede enriquecer [positivamente] mucho su mochila. Ahora, desde luego tiene un par de problemas: ella sigue presionada por algunos sectores en relación, por ejemplo, al caso Venezuela”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“A mí me preocupa que siga sin pronunciarse de un modo concreto sobre el fracaso venezolano y la corrupción que implica el proyecto [que dejó Hugo] Chávez, y sigue creyendo que la gerontocracia marxista de Cuba es un ejemplo, y todavía no ha hecho un deslinde con Cuba”, declaró.

Segunda parte de la entrevista a César Hildebrandt

Cuba y Venezuela, lastres de la izquierda

El periodista comentó que los casos de Cuba y Venezuela son dos lastres que tiene la izquierda y obstaculizarán muchísimo el crecimiento de Verónika Mendoza si es que no se libra de estos. Refirió que ambos casos hacen muy pesada la nave de la izquierda.

“Hay que decirlo con toda claridad: Venezuela es un fracaso que no tiene nada de socialista y Cuba dejó de ser socialista desde que en el año 1971 juzgaron al poeta Heberto Padilla e hicieron soviética la revolución cubana y convirtieron a la isla en general en un gran campo de concentración”, sostuvo.

“¡Dios mío!, hay que decirlo de una vez: no hay libertad de prensa ni libertad de conciencia ni absolutamente nada. Discúlpame, pero si eso es el socialismo yo soy Pedro Beltrán, y no soy Pedro Beltrán”, declaró.

La izquierda verde

Indicó que Verónika Mendoza representa la “izquierda verde”, un sector muy distinto de la izquierda de los ochenta, que era “roja pura, roja bandera y roja leninista”

“Así es [esta es una izquierda con vocación clara, no como la de Humala], y con un ingrediente que me parece importantísimo: es una izquierda verde. La izquierda de los ochenta recordemos no tenía nada de verde, era roja pura, roja bandera y roja leninista”, mencionó.

“Esta [el enfoque de Verónika Mendoza] es una izquierda interesantísima porque es mucho más moderna, y mucho más democrática también. Las internas donde gana Verónika, eso no se hacía así”, concluyó.

Primera parte de la entrevista a César Hildebrandt

Comments

comments