Harold Forsyth - (Foto: Ideeleradio)
Harold Forsyth - (Foto: Ideeleradio)

 

Sector ultraderechista

Ideeleradio.- Siempre habrá un sector ultraderechista básicamente desconocedor de la realidad internacional y fanatizado que va a saludar ese tipo de propuestas que plantean salirse de la competencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, sostuvo Harold Forsyth, ex representante permanente del Perú ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), al cuestionar ese tipo de iniciativas.

“Probablemente algunos analistas, algunos congresistas, algunos personajes, como los que usted ha mencionado, han dicho esas cosas en el Perú, porque siempre habrá un sector ultraderechista básicamente desconocedor de la realidad internacional y fanatizado que va a saludar ese tipo de arengas”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Eso también ocurrió en tiempos de [Alberto] Fujimori, usted lo recordará. El Perú llegó a salirse del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, el Perú llegó a salirse de la Corte. Lo cual también es una cosa absurda, porque si tú tomas la decisión de hacer eso, la salida no se materializa de inmediato, porque entonces sería muy fácil evitar, de ese modo, las sentencias de una corte”, añadió.

No tienen la menor idea

El diplomático recordó que hay todo un procedimiento que está establecido para el retiro de la adhesión de un país a la Convención Americana de Derechos Humanos o Pacto de San José de Costa Rica. Consideró que quienes plantean la salida de la Corte IDH no tienen la menor idea de cómo funcionan las relaciones internacionales.

“Hay un proceso para salir de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y naturalmente nadie lo hace. No conozco, no conozco ningún caso, salvo obviamente los casos de Venezuela y de Nicaragua que, además, ya no pertenecen a la OEA tampoco, porque se colocaron completamente al margen del derecho”, mencionó.

“Y en el caso de estos países, ellos mismos solicitaron salirse de la organización regional [OEA]. De manera que esto es un chiste, es simplemente agitar aguas internas y gente que no tiene la menor idea de cómo funcionan las relaciones internacionales”, añadió.

Comisión de Alto Nivel

Forsyth Mejía cuestionó, del mismo modo, la decisión del Congreso de crear la Comisión de Alto Nivel para la elaboración de propuestas de reforma del Sistema Interamericano de Derechos Humanos (SIDH), que la integrarían los titulares del Poder Judicial, Fiscalía de la Nación, Defensoría del Pueblo, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, y sería presidida por el ministro de Relaciones Exteriores.

“[Esta propuesta de salirse de la Corte] lo dice y lo repite [este sector] hasta el punto de que el propio Congreso emitió un dispositivo —no sé si una resolución legislativa o un proyecto de ley inclusive, no sé en qué quedó eso al final— donde el Congreso indicaba el procedimiento a seguir, inclusive nombraba personas de una comisión que podría integrar y nombraba inclusive al ministro de Relaciones Exteriores”, señaló.

“[El Parlamento definió esto] como si el Congreso pudiera asumir funciones propias del Poder Ejecutivo, cosa que ciertamente no debería sorprendernos, porque la diferencia entre el Congreso y el Poder Ejecutivo hoy es una diferencia muy tenue. Siempre he pensado que son, en este momento, las dos caras de la misma moneda”, puntualizó.