Gustavo Guerra García - Ideeleradio
Gustavo Guerra García - Ideeleradio

Ideeleradio.– Debe investigarse y establecer las responsabilidades del caso por la caída de varios puentes a causa del fenómeno de El Niño Costero, sostuvo el exviceministro de Transportes, Gustavo Guerra García, quien dijo que la ruptura pudo deberse a un mal diseño de estructuras, la mala ejecución en su construcción o, eventualmente, casos de corrupción.

“Si bien la norma técnica actúa es más exigente que hace 20 años o hace 10 años, te orienta que se diseñen los puentes con el caudal máximo entre 50 y 100 años. Eso, a veces, no se hace con la suficiente rigidez y, por lo tanto, tiene diseños inferiores que no aguantan los caudales máximos”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Cuando se cae un puente, hay dos hipótesis o hubo un error en el diseño, porque se trabajó mal la parte hidrológica o porque hubo un error en el diseño. Por lo tanto, las caídas de los puentes requieren una investigación para establecer responsabilidades de todas maneras, porque si se construyó no respetando los parámetros existentes, puede que estemos en un caso de corrupción”, manifestó.

Red vial soportó bien

En otro momento, el exfuncionario indicó que pese a la caída de unos puentes la red vial nacional ha tenido una mejor performance a las del fenómeno de El Niño de 1983 y 1998. Dijo que se debe poner más énfasis en los estudios hidrológicos a la hora de construir, para evitar el colapso de puentes.

“[¿Por qué se han caído tantos puentes a causa de los estragos del fenómeno de El Niño?] Yo diría que si bien hay muchos puentes de la red departamental y vecinal que están muy afectados, en la red vial nacional ha habido una performance mejor que las del fenómeno de El Niño de 1983 y 1998”, precisó.

“Hay algunos casos muy graves como el caso del puente Virú (Trujillo) que, obviamente, ha tenido una falla que habría que investigar si es el diseño o en la implementación, más probablemente en el diseño. En realidad, ha habido muchos puentes que han aguantado muy bien, porque a partir de los fenómenos de El Niño de 1997 y 1998 se puso más énfasis en los estudios hidrológicos”, acotó.

Comments

comments