Diego García Sayán - Ideeleradio
Diego García Sayán - Ideeleradio

 

No hubo imparcialidad

Ideeleradio.– Una situación de sesgo mediático afecta aspectos esenciales del proceso democrático y genera ilegitimidad en la prensa, advirtió Diego García-Sayán, presidente del Tribunal de Ética del Consejo de Prensa Peruana, al referirse a la cobertura de los medios de comunicación en el contexto electoral.

“La voluntad popular es un elemento central que debe ser respetado y cautelado en todo momento, pero en particular en una circunstancia electoral. Cuando los grandes medios de comunicación producen una información que no es veraz, que no es imparcial, se está afectando la información y la calidad de aproximación de la gente hacia el proceso y la dinámica electoral”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Cuando, por ejemplo, las portadas y los titulares no reflejan lo que son los hechos, sino los ponen al revés; o cuando se producen circunstancias importantes en un proceso electoral se levanta, se destaca y menciona solo a uno de los dos lados cuando son dos […] se da una situación de un sesgo mediático que afecta aspectos esenciales del proceso democrático, genera ilegitimidad en la prensa, afecta a los periodistas que se ven instrumentalizados para fines que no son los de ellos”, apuntó.

Como se sabe, el martes último el Tribunal de Ética del Consejo de la Prensa Peruana, a través de un comunicado, expresó su rechazo respecto a la falta de objetividad periodística en la cobertura durante la segunda vuelta de la elección presidencial.

Parcialización grosera

En otro momento, García-Sayán Larrabure reconoció que en el proceso electoral hubo una grosera parcialización de los grandes medios de comunicación a favor de una candidatura.

“La paradoja es que en el Perú en nombre del enfrentamiento a una amenaza autoritaria se utilizan exactamente los mismos métodos de control, de parcialización grosera. Evidentemente son asuntos que no ha descubierto el Tribunal de Ética del Consejo de la Prensa Peruana, sino que la opinión pública ha detectado fácilmente […] que los medios estaban parcializados a favor de una candidatura y en contra de la candidatura de Pedro Castillo”, explicó.

Estimó que es evidente que a raíz de lo que se vislumbra en los resultados electorales de la segunda vuelta este sesgo no habría tenido los resultados deseados.

“De manera que ha sido un traspiés, porque evidentemente dado los resultados electorales que habrán de confirmarse en las próximas horas seguramente no ha funcionado, y el grito este parcializado y sesgado no ha tenido impacto, porque la gente es intuitiva y la gente ya está curada en salud, porque hemos tenido hace algunos años una experiencia parecida de intento de control de los medios”, aseveró.

“Lo que ha ocurrido en el presente a muchos que recordamos lo que pasó a fines de los noventa nos evoca a esa situación en donde la no verdad se imponía”, anotó.

La autorregulación

Finalmente, señaló que el objetivo de la institución que preside es garantizar la autorregulación de los propios medios de comunicación.

“Por eso [el pronunciamiento del Tribunal de Ética] está dirigido en general a todos los medios de comunicación y, por supuesto, de manera directa y precisa a aquellos medios que son parte del Consejo de Prensa Peruana y que han creado el Tribunal de Ética”, subrayó.

“El Tribunal de Ética no es un tribunal judicial, es un tribunal de autorregulación cuyas opiniones, cuyas decisiones finalmente no pueden ser ejecutadas de manera coactiva, pero que dependen justamente de los estándares, de los principios rectores que están establecidos y de las pautas que tiene el Consejo de la Prensa Peruana. En resumen es un asunto muy grave, muy delicado, pero que no ha funcionado, según parece”, acotó.

Más en Ideeleradio

Ver video

Comments

comments