María Elena Foronda - Ideeleradio
María Elena Foronda - Ideeleradio

Quien nada debe nada teme

Ideeleradio.- El Perú, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, debe formalizar una invitación a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que este organismo visite las zonas de los derrames de petróleo y pueda emitir un informe, planteó María Elena Foronda, presidenta de la Comisión de Pueblos Andinos, Amazónicos y Afroperuanos, Ambiente y Ecología.

Absolutamente [se tiene que invitar a la CIDH], quien nada debe nada teme. Y si quiere ver dar un mecanismo de transparencia y de representación real y de mitigar en parte el conflicto que está todavía irresuelto hace más de 40 años, yo creo que debería hacer una invitación”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“No tenía ese conocimiento de [que eso estaba pendiente], pero voy a agarrar esa flor y moverla y que puedan venir, porque creo que la mejor manera es estar ahí y conversar con la gente. La gente [en la Amazonía] está pidiendo a gritos la presencia del Estado y yo creo que pueden verificar incito lo que pasa”, declaró.

CIDH debe sacar un reporte

Foronda Farro sostuvo, por ejemplo, que Cuninico es una comunidad que resultó afectada desde el 2014, y que hasta ahora no recibe ningún tipo de atención. Por ello, insistió en la necesidad de que la CIDH emita un informe al respecto.

“Yo creo que la Comisión debe de estar allí, sacar su reporte objetivo y partir de eso el Estado peruano tiene que tomar eso como una prioridad”, indicó.

En marzo pasado, diversas organizaciones se dirigieron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), solicitando medidas cautelares ante la grave vulneración del derecho a la vida, la integridad, derechos de niños y niñas, así como igualdad ante la ley por los derrames de petróleo ocurridos en la Amazonía peruana.

Diálogo con autoridades

La presidenta de la Comisión de Pueblos Andinos, Amazónicos y Afroperuanos, Ambiente y Ecología remarcó que lo que buscan las comunidades nativas es conversar con las autoridades porque se requiere medidas de remediación, pues la contaminación afecta los ríos y los peces, y complica el acceso al agua y los alimentos.

“Cuando a nosotros nos invitaron la primera vez nos dijeron que íbamos sobrevolar en un avión, fuimos al Grupo Aéreo Nº 8 y, por mal tiempo, no salimos. Ves las cosas desde el cielo pero no conversas con la gente, no tienes la vivencia de lo que sucede, la magnitud”, subrayó.

“Los propios niños y la gente que vive en la zona de Cuninico nos cuenta que la estrategia de mitigación de ellos es que la empresa les paga, van con baldes y –ahí están las fotografías- luego ocultan los hechos. Entonces, llega la OEFA ve que han floculado todo, hace su reporte y seguimos para adelante.

Comments

comments