Farid Matuk - Ideeleradio
Farid Matuk - Ideeleradio

Ideeleradio.- El censo del 2017 fue un capricho presidencial de Alan García, comentó el exjefe del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), Farid Matuk, tras sostener que aplicar un censo continuo, como se hizo en el 2005, habría evitado perdidas económicas en las industrias y dado resultados más precisos,

Para Matuk, dicha metodología quedó en el olvido con la llegada al poder de Alan García en el 2006 quien reprobó esos métodos y optó por realizar un censo íntegro durante una jornada.

“Esto debió hacerse como en el 2005, que se hizo en 30 días. No hubo la inmovilización que causó un perjuicio sobre todo para el sector informal y también para las empresas grandes”, expresó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“El problema es que después del censo del 2005, en noviembre del 2006, el presidente García, que fungía de experto censal, dijo que había que hacerlo como se hizo en la Biblia, en un solo día y al mismo tiempo, y vino su capricho de hacer un censo el 2007. Lo han repetido”, afirmó.

El experto manifestó que el líder aprista terminó con su técnica de recolección de datos debido a que esta permitía obtener data actualizada constantemente que impedía dar información falsa sobre los avances de su gestión.

Según él, los censos continuos terminan con el problema de la falta de información estadística actualizada de los  distritos durante el periodo intercensal.

“El problema que tiene un censo continuo para alguien que hace falsas promesas es que lo va a perjudicar, porque al año siguiente se va a saber que la promesa no se cumplió. En cambio, (por ejemplo) si se hace la mentira el 2006, ya se enterarán cuando salga el próximo censo”, manifestó.

Eliminación de pruebas

El exjefe del INEI se refirió a los resultados del censo del 2007 para comprobar su versión. Informó que esa encuesta nacional arrojó datos muy similares a los del 2005, lo que demostraba que no habían ocurrido cambios relevantes en ese tiempo. Denunció, además, que, para evitar esa contrastación, se borró la información del censo del 2005.

“El del 2007, el capricho presidencial de García, salió prácticamente idéntico que el censo del 2005. Entonces, ¿qué hicieron?  Borraron de la página web del INEI los resultados del censo del 2005, para que los ciudadanos no puedan comparar que no había diferencias entre el censo del 2005 y 2007 […] Ahí se revela la mala fe”, declaró.

Farid Matuk afrontó algunos procesos judiciales civiles y penales por parte del Estado hasta el 2013. Sostuvo que se trató de una persecución judicial que se desató desde que denunció que las estadísticas que manejaba el INEI durante la segunda gestión del exmandatario Garcia, con respecto a la pobreza, eran falsas.

“El problema central que me pareció inconcebible es que en una conferencia de prensa en Palacio de Gobierno, García dijo -en términos personalizados-que yo debiera ir a la cárcel. Me parece inadmisible, en general, que cualquier presidente pueda personalizar algo que era un mandato judicial”, recordó.

Más de Ideeleradio

Comments

comments