Marcela Huaita - Foto: Andina
Marcela Huaita - Foto: Andina

 

Comercio y servicios

Ideeleradio.- Si se hace una comparación referida a educación y sueldos, se encontrará que existe una brecha en contra de las mujeres, porque ellas están mejor calificadas, pero no necesariamente en posiciones de mayor remuneración, sostuvo Marcela Huaita, ex ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables.

“Si se hace la comparación de igual educación y sueldos, vamos a encontrar ahí una brecha en contra de las mujeres, porque ellas están mejor calificadas, pero no necesariamente en posiciones de mayor remuneración. Y si haces la comparación con hombres de la misma calificación del sector privado la brecha crece”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

La exministra comentó, además, que casi el 70% de mujeres se encuentra inserta en el mercado de comercio y servicios, que además de significar horarios flexibles, se traduce en “menores ingresos, menos protección social y menos reconocimiento”.

“El INEI nos arroja el dato de que aproximadamente el 36% de las mujeres, a nivel nacional, mayores de 14 años no tienen ingresos propios; pero a nivel rural es casi el 50%, ahí hay una diferencia importante; mientras que en el caso de los hombres sólo un 12% no tiene ingresos propios. Allí todavía hay un margen importante de mujeres dependientes del ingreso familiar”, sostuvo.vil

Autonomía económica

Mencionó que es fundamental que la mujer logre tener autonomía económica, que solo puede concretarse si se entiende integralmente la problemática femenina.

“La autonomía económica está relacionada con la capacidad de generar ingresos en igualdad con los hombres, tomando en cuenta estas responsabilidades domésticas, porque el trabajo no solo es el remunerado, sino también el no remunerado, que va a tener una consecuencia directa en la capacidad de generar ingresos”, alegó.

“Uno de sus obstáculos son las personas dependientes en un hogar. Las mujeres tradicionalmente nos hacemos cargo no solo de los niños menores, sino también de las personas enfermas, adultas mayores y con discapacidad. Entonces, una mujer cuando está soltera y vive sola puede dedicarse casi igual que un hombre a un trabajo remunerado […], pero cuando tiene una familia, tiene hijos menores, su dedicación a este trabajo productivo aumenta muchísimo”, aseveró.

Algunos avances

Por otra parte, al hacer un balance de la situación de la mujer peruana en el marco del Día Internacional de la Mujer, y en el marco del programa Mujeres con talento, reconoció que se han dado algunos avances, aunque fue enfática al señalar que aún queda mucho por hacer para lograr la equidad de género.

“Definitivamente la visibilidad de la lucha contra la violencia hacia las mujeres en diferentes ámbitos, no solamente doméstico, sino por ejemplo el acoso sexual en el transporte o en espacios públicos ha sido un logro importante en el que todavía se debe trabajar muchísimo, pero visiblemente todas las personas lo condenan”, dijo.

“Otro reconocimiento importante es el del trabajo productivo, del trabajo doméstico. Ahora se le da valor, esto también debemos trabajar muchísimo. […] Y lo otro que definitivamente es un avance es la posibilidad de participación cada vez más importante de las mujeres en diferentes espacios. La mayor educación permite más acceso a posiciones de decisión”, sostuvo.

Más en Ideeleradio

Comments

comments