Eduardo Zegarra - Ideeleradio

En Brasil no se casan con nadie

Ideeleradio.- Las empresas que hayan causado un perjuicio al Estado, como el caso de la constructora OAS, no deberían volver a ser contratadas, opinó el ex teniente alcalde Eduardo Zegarra, al referirse al informe de IDL-Reporteros que da cuenta de una presunta negociación secreta entre Luis Castañeda Lossio y un directivo de esa corporación, antes de asumir su cargo, para anular el proyecto Río Verde.

Fue al coincidir con la propuesta de Eduardo Vega, el titular de la Comisión Presidencial de Integridad, quien planteó una especie de versión empresarial de la “muerte civil” para aquellas compañías que incurran en delitos en sus tratos con el Estado.

“Totalmente [soy de la idea de que las empresas que dañaron al Estado no deberían volver a contratar]. Creo que ahí el caso de Brasil es clarísimo [al investigar a estas corporaciones]. Brasil está haciendo un ejemplo mundial, estos dueños de empresas están yendo a la cárcel”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

Resaltó, en otro momento, las investigaciones del juez Federal de Brasil, Sergio Moro, en relación a los casos de corrupción que comprometen a empresarios, políticos y ex altos funcionarios de ese país.

“Allí [en Brasil] no se casan con nadie, eso es admirable, [se investiga] caiga quien caiga. Esa es una opción donde, por lo menos, los brasileños están muy disgustados con su clase política, y con razón por los niveles de corrupción de todos, la izquierda, la derecha y del centro. Por lo menos, puede sentirse orgulloso de un sistema judicial y de jueces y fiscales que están actuando como debe ser”, declaró.

Impunidad en el Perú

Zegarra Méndez dijo, sin embargo, que una situación distinta se da en el Perú, en donde “no les pasa nada” a las compañías que podrían estar implicadas en actos irregulares, y en donde hay autoridades que han logrado total impunidad.

Citó, como ejemplo, el caso de conversión, transferencia y ocultamiento del millonario depósito efectuado por la Municipalidad de Lima a la empresa “fantasma” Comunicore, en enero de 2006.

“Acá estamos muy lejos, las empresas en realidad tienen total impunidad. El propio Castañeda en el caso Comunicore ha logrado total impunidad. Él al final logró salirse de un proceso donde evidentemente toda esa operación debía contar con su anuencia, por lo menos”, declaró.

“Y las empresas involucradas, no tienen mayor [problema]. Con Relima, por ejemplo, no pasa nada y siguen contratando, y así pasa con las grandes empresas”, indicó.

 

Comments

comments