Eduardo Toche - Ideeleradio
Eduardo Toche - Ideeleradio

 

El que tiene más fuerza

Ideeleradio.- Tenemos una democracia muy rara, sin actores, sin reglas, sin procedimientos donde un poder del Estado no le resulta para nada difícil invadir los fueros del otro, y sin que nadie reacciones frente a esto, dijo el historiador Eduardo Toche, tras cuestionar que no se solucionen oportunamente los problemas del país.

Fue al ser consultado por la relación entre el Poder Ejecutivo y el Legislativo, en el marco del proyecto del Poder Ejecutivo que plantea que José Williams Zapata, titular del Parlamento, reemplace a Dina Boluarte cuando la presidenta viaje al exterior.

“El problema está creo que cuando evidenciamos los agujeros, evidenciamos las situaciones problemáticas que hay que solucionar y no lo hacemos, y lo vamos acumulando y vamos generando un modus vivendi donde tenemos, finalmente, como resultado una democracia muy rara, sin actores, sin reglas, sin procedimientos donde un poder del Estado no le resulta para nada difícil invadir los fueros de otro poder del Estado, y sin que nadie tenga o se conmueva finalmente con esto”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

Toche Medrano advirtió, en ese sentido, que se ingresa a un escenario peligroso cuando no prima el diálogo y cuando no se pueden expresar las minorías ni ser parte de la solución.

“Entonces, al final esto si va a resultar un escenario sumamente peligroso cuando empezamos, obviamente, a saltarnos las reglas y el escenario peligroso está conformado por el hecho de que va a imponerse el que tiene más fuerza”, refirió.

“No se va a imponer finalmente las dos cuestiones fundamentales de una democracia, que es el consenso en primer lugar, el acuerdo. Y, en segundo lugar, que la minoría, que los que tengan menos poder, que los que tengan menos capacidad de expresión puedan expresarse puedan colocar su voz y puedan ser parte de la solución que vamos a ir construyendo”, apuntó.

Señaló, asimismo, que cuando todas estas situaciones son dejadas de lado se producen escenarios políticos como los que estamos viendo ahora.

“[Si] todo esto lo dejamos de lado, el producto de dejar de lado estas cuestiones es el escenario que estamos ahora viviendo, que frente al cual difícilmente creo que podamos proyectar algún tipo de salida de cortos plazos”, argumentó.

La institucionalidad

El analista subrayó, además, la importancia de preservar la institucionalidad, es decir, el conjunto de instancias y procedimientos que permitan procesar las expectativas y demandas de la población.

“Creo hay dos cuestiones que podríamos poner en consideración. Una primera es nuestras capacidades que tenemos para poder construir un ámbito político de la mejor manera, y que signifique un espacio en donde peruanos y peruanas podamos procesar nuestras demandas, y obtener una respuesta del Estado. Esto se llama institucionalidad”, indicó.

“Es decir, en qué manera hemos construido nosotros instancias, procesos, gestiones que permitan, de alguna manera procesar, las expectativas y demandas que provienen desde la población y esto convertirlo en una respuesta que satisfaga estas demandas”, acotó.

Estado de derecho

Finalmente, recalcó que un Estado de derecho permite poner a andar nuestras capacidades para armar consensos y acuerdos. Mencionó que estas reglas se han ido rompiendo en los últimos años.

“Por otro lado, también está la capacidad de los actores políticos para poder formular estos espacios de forma de vida. Con esto yo no niego que hay determinados momentos en que se producen las tensiones. [Pero hay] otros momentos: poner en el tablero nuestras capacidades para armar consensos, armar acuerdos, y esto sirva justamente para poder manejar los diversos intereses que estamos generando. Esto, además de institucionalidad se llama Estado de derecho”, manifestó.

“Esas son las reglas, y todos nosotros jugamos con reglas. Si nosotros vamos a tener una democracia en donde la regla va a significar cómo las quebramos, bueno es lo que nos está pasando, y no ahora, no hace cinco años, sino que creo que estamos mostrando las debilidades de fondo del sistema democrático que empezamos a construir desde el año 2000, 2001. No hay ningún sistema que no sea perfectible y ningún sistema que sea perfecto. Todo tenemos que irlo construyendo, irlo manejando”, puntualizó.

Más en Ideeleradio

Ver video