Eduardo González Cueva - Ideeleradio
Eduardo González Cueva - Ideeleradio

 

Un nuevo escándalo

Ideeleradio.- La cantidad de debilidades, escándalos y pretextos termina ya volviéndose en algo cualitativo, una situación en la que la fragilidad para el país ya parece no tener vuelta atrás, opinó el sociólogo Eduardo González Cueva.

Fue al comentar, en líneas generales, las declaraciones de la empresaria Karelim López, investigada por el Ministerio Público, y según su defensa legal, aspirante a colaborador eficaz.

“Yo creo que llega un momento en que lo cuantitativo, la cantidad de debilidades, escándalos y pretextos termina ya volviéndose en algo cualitativo, una situación en la que la fragilidad ya parece no tener vuelta atrás”, indicó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Al fin y acabo, este es un nuevo escándalo que ocurre luego de una maniobra de tratar de estabilizarse en el gobierno a través de dos gabinetes —uno de una semana, y uno que lleva unas semanas más— a hechos exclusivamente al parecer con la lógica de tener votos en el Congreso que te proteja de la vacancia y nada más”, refirió.

Se tiene que investigar

González Cueva consideró, en ese sentido, que el análisis de la actual situación debe hacerse más allá del reciente testimonio de Karelim López. Estimó que este es un tema importante que se tiene que investigar.

“La realidad es que más que este particular caso, lo que resulta ya complicado y resulta un factor de fragilidad para el país en general es el hecho de que estemos en esta situación en la que cada semana nos preguntemos cuál es la noticia bomba de este sábado y de este domingo”, declaró.

“Lo de Karelim López es, por supuesto, una denuncia importante que se tiene que investigar, pero siempre decimos eso, […] y dependiendo de dónde estamos en el espectro político, enfatizamos la denuncia o la investigación necesaria, pero el punto ya no es ese”, anotó.

No hay marcha atrás

En otro momento, el sociólogo señaló que el gobierno de Pedro Castillo está demostrando un nivel de incompetencia que lo hace su propio enemigo. Agregó que la “oposición de de poderes facticos” es también una comedia de equivocaciones y errores.

“Digo que no hay marcha atrás en el sentido de que este Gobierno está demostrando un nivel de incompetencia que lo hace su propio enemigo, y esto es también importante: tampoco hay marcha atrás para una oposición que es una comedia de equivocaciones y errores, porque no es capaz ni siquiera de aprovechar las oportunidades que le da el propio Gobierno con sus errores”, afirmó.

El ánimo destituyente

Finalmente, el analista comentó que es evidente que esta situación hará crecer aún más el sentimiento de la población de que se vayan todos, los del Ejecutivo y Legislativo.

“Entonces, ¿en qué no hay marcha atrás? Yo lo que me temo es que no hay marcha atrás en el ánimo destituyente de la mayor parte de la población o de sectores muy amplio de ella. Es decir, lo que crece y lo que hemos visto que está creciendo es el ánimo que normalmente llamamos ‘el que se vayan todos’”, indicó.

“Y esto parece que se trata de un ánimo que viene en crecimiento y no veo en veo en el horizonte ni en lo inmediato coyuntural signos de que ni el Gobierno esté en capacidad de revertir aquello ni la oposición —más que una oposición parlamentaria es una oposición de poderes facticos— esté en capacidad de organizar sus propias campañas”, acotó.

Más en Ideeleradio

Ver video