Pedro Castillo - Foto: Presidencia
Pedro Castillo - Foto: Presidencia

 

Dos momentos

Ideeleradio.- El silencio del presidente de la República, Pedro Castillo es un problema, porque le deja espacio a Vladimir Cerrón, Guido Bellido y Guillermo Bermejo, que son fácilmente caricaturizables para la oposición, y no se avanza, sostuvo el sociólogo Eduardo González Cueva.

“Este Castillo silencioso es un problema, porque evidentemente le deja el escenario a los que no son silenciosos, y en su coalición de gobierno los no silenciosos son Vladimir Cerrón, Guido Bellido, Guillermo Bermejo, que son fácilmente caricaturizables por la derecha y entonces evidentemente no se avanza”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

Explicó, previamente, que hay dos momentos distintos que describen a Castillo Terrones. Detalló que uno de ellos se puede ver entre la segunda vuelta y la asunción de mando, mientras que el otro se percibe desde que asumió el cargo.

“Hay dos momentos bien distintos de Pedro Castillo. Uno es entre la segunda vuelta y la asunción de mando donde en la cumbre de su consagración popular llama siempre a la calma y a la tranquilidad y se corre dramáticamente al centro, pidiendo incluso —en mitin público y rodeado de gente— que Julio Velarde se quede en el BCR”, manifestó.

“De otro lado, [ahora] tenemos un Castillo desde la asunción presidencial que es bastante distinto [al de la campaña] porque en lugar de los llamados a la calma, a la tranquilidad, y al centro, lo que hace es guardar silencio”, indicó.

Ganar el escenario político

El sociólogo consideró que el jefe de Estado debería volver a ganar el escenario y evitar que otros generen ruido político. Remarcó que la sensación de desgobierno termina afectando a todos.

“Me he puesto a pensar que de repente el silencio de Castillo no es tan malo, porque vaya a ocurrir que habla y empeora las cosas, pero pensando en lo que hizo entre la segunda vuelta y la asunción de mando, yo creo que ese sería un rol más productivo, el de volver a ganar el escenario”, señaló.

“[Ese sería un un rol más productivo] volver a ganar el espacio que tiene, la plataforma presidencial, para llamar a la calma a todo el mundo, propios y contrarios, porque de lo contrario, otros actores inundan el espacio y generan un ruido político tal que se genera la sensación de desgobierno y de desastre que nos afecta a todos”, indicó.

Más en Ideeleradio

Ver video

Comments

comments