Eduardo González Cueva - Alejandro Cavero (Fotos: Ideeleradio - Congreso)
Eduardo González Cueva - Alejandro Cavero (Fotos: Ideeleradio - Congreso)

 

Contradicciones

Ideeleradio.- El informe del legislador Alejandro Cavero (Avanza País) respecto a los sucesos de noviembre del 2020 es impresentable y debiera indignar a todos los ciudadanos, opinó el sociólogo Eduardo González Cueva.

Fue el comentar el documento que recomienda archivar la denuncia constitucional que el Ministerio Público presentó en contra de Manuel Merino de Lama, el expresidente del Consejo de Ministros, Ántero Flores-Aráoz; y el exministro del Interior, Gastón Rodríguez.

“Me he pasado probablemente la peor madrugada de muchos días leyendo el informe impresentable del señor Cavero y estoy muy de acuerdo con la catilinaria [crítica] sobre este asunto en todos los puntos. […] Yo invitaría al público a leer y a difundir ese informe porque es un ejemplo de lo que no se debe hacer como congresista que se supone busca el respeto de la ley”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

González Cueva señaló que, de las 47 páginas del informe, en 15 hojas se describe la lista de las personas que el parlamentario invitó a la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales, y que el resto es la parte argumentativa que tiene varios aspectos contradictorios.

“De un lado, [hay contradicción al] sugerir que realmente las muertes no ocurren por acción policial, porque de acuerdo a los documentos [en ese informe], la Policía no tendría el medio que causa la muerte, es decir, canicas o bien perdigones de plomo. Entonces, parece exculpar a la Policía de lo que ocurre”, indicó.

“Luego, hay otro argumento distinto del anterior, que es decir que, en cualquier caso, ni Merino ni Flores Aráoz ni el [ex] ministro del Interior tiene ninguna responsabilidad, porque en la práctica, la Policía es completamente autónoma, y ni siquiera les tiene que copiar de lo que está haciendo. Y termina diciendo de manera increíble —en contra de su primer argumento— que como efectivamente han ocurrido las muertes, si es que hubieran ocurrido lamentables excesos, eso sería una responsabilidad de policías que tienen que ser investigados”, agregó.

El sociólogo cuestionó, en ese sentido, las conclusiones finales de este informe parlamentario respecto a los sucesos ocurridos en las marchas de noviembre 2020.

“Entonces, tiene dos opciones: o limpiar a la Policía o limpiar a los responsables políticos de la Policía. Y, al final, se inclina —¡qué sorpresa!— por los responsables políticos, y a los suboficiales, los tenientes, los capitanes, los que están ahí al frente y que, efectivamente, tienen algo de responsabilidad, pues ellos que vean cómo le hacen”, declaró.

Cabe recordar que el “Informe Especial 01 Movilizaciones Sociales Noviembre 2020” de la Defensoría del Pueblo determinó que el Estado no cumplió con su deber de garantizar el ejercicio libre, pacífico y pleno del derecho a la protesta, y que la Policía hizo uso innecesario y excesivo de fuerza, fuera de estándares permitidos.

Indignación

Sostuvo, finalmente, que el informe del parlamentario debería indignar a todo ciudadano y ciudadana, y no solamente a aquellos que se preocupan por los temas de derechos humanos.

“Y yo quisiera enfatizar que el punto y la gravedad de lo que estamos hablando no debiera indignar solamente a las personas que se preocupan de manera genérica en derechos humanos, sino que debiera indignar a todo ciudadano y ciudadana”, apuntó.

Más en Ideeleradio

Ver video